Oribe no se siente héroe

El 'Cepillo' afirma que las victorias no son de él, sino de todo el equipo

Oribe no se siente héroe
Peralta (d) de Santos, e Ismael Fuentes (i) de Chiapas disputan el balón el pasado 6 de mayo de 2012.
Foto: EFE

TORREÓN, México (NTX).- Sin heroísmo ni protagonismo, y sí con sencillez y hambre por la corona del futbol mexicano de la Primera División, el delantero Oribe Peralta se siente contento por estar con Santos Laguna en la final ante Rayados de Monterrey.

A los minutos 86 y 89 del encuentro de la noche del domingo ante el campeón Tigres de la UANL, el “Cepillo” Peralta marcó los goles que dieron a Guerreros el pase a la disputa por el título en un final de partido no apto para cardIacos.

“Estoy contento por haber pasado a otra final, la verdad es que con todos los que he hablado casi nadie pudimos dormir como hubiéramos querido, ya habrá tiempo de descansar”, declaró Peralta ayer en conferencia de prensa.

Dijo que “ayer [el domingo], el equipo demostró que tiene mucha fe y confianza en sí mismo, que nunca va a bajar los brazos para conseguir lo que quiere”, y respecto a sus anotaciones, consideró: “Los goles fueron gracias al esfuerzo de todos, nunca dejamos de pelear”.

Agregó: “En el primer tiempo ellos [los Tigres] nos tomaron mal parados en dos ocasiones, y por nuestro deseo de ir al frente pudieron matar el partido mucho antes, no lo hicieron y nosotros aprovechamos eso. Nunca perdimos la fe a pesar de que estábamos perdiendo”, insistió.

Del Monterrey comentó: “Es un rival al que le podemos hacer daño, sólo debemos ser cuidadosos con su ataque, hacer un partido inteligente en la ida, sabemos que en la vuelta podemos coronarnos aquí”.

El “Cepillo” aceptó que es una ventaja el poder cerrar en la cancha del Estadio Corona.

“Sí, para nosotros es ventaja cerrar en casa, por la gente que nos apoya”, y advirtió al rival que este equipo “es un Santos muy golpeado por las finales perdidas, con muchos más deseos de ganar que cualquiera que se pare enfrente”.

El atacante del Santos considera que su equipo puede levanta la Copa y que Rayados es un equipo al que se puede hacer daño.

“Es un Santos muy golpeado con tanta final perdida, con muchas más ganas de querer ganar y considero que se puede hacer”, expresó.

¿Qué necesita Santos?

“Ganar, nada más, así de simple. Sabemos que es un rival al que le podemos hacer daño, solamente tenemos que ser cuidadosos con su gente de ataque y hacer un partido inteligentes en la ida”.

“En la vuelta sabemos que podemos coronarnos aquí. Es ventaja el cerrar acá en casa y con la gente que se metió otra vez con nosotros”, enfatizó.

El mediocampista Carlos Adrián Morales se siente muy orgulloso de su trayectoria y de vivir con Santos Laguna la décima final del futbol mexicano de la Primera División y poder alcanzar la cuarta corona en sus 15 años de carrera profesional.

“Son diez, con esta final, tres con Morelia, dos con Toluca, una con Pachuca, y ahora será la cuarta con Santos en el torneo local y tres de Concacaf”, dijo el volante ayer en su recuento.

Los títulos que conquistó fueron en los torneos Invierno 2000, con Monarcas Morelia; Invierno 2001, con Pachuca, y el del Apertura 2008, con Toluca.

“Simplemente me siento feliz y orgulloso por lo que he hecho y por lo que el futbol me ha dado, esto es con base a trabajo, a sacrificio, responsabilidad, apoyo familiar de mis hijos y mi esposa, de los equipos en los que he estado. Siempre he estado agradecido con todos, me he entregado al cien por ciento, con el profesionalismo que se debe”, expresó.

El jugador de 32 años, explicó que está emocionado y disfruta su décima final como si fuera la primera porque vive con intensidad cada día este deporte y tiene la misma hambre de triunfo como cuando fue su debut en 1997 con Reboceros de La Piedad.

A nivel grupal dijo: “El equipo se encuentra más tranquilo después de tanta euforia, concentrado y pensando en el partido del próximo jueves, los que tuvieron mayor participación en el encuentro de ayer [del domingo] están trabajando en su recuperación, y los que no tuvimos tanta actividad trabajamos el aspecto aeróbico”.