Peliaguda la situación para los desempleados crónicos

Los estados con el mayor número de afectados fueron California, Florida e illinois

Peliaguda la situación para los desempleados crónicos
Miles de personas perdieron la ayuda federal para desempleados.
Foto: AP

WASHINGTON, D.C.- Los beneficios de desempleo se agotan, mientras los índices, a nivel nacional, descienden con lentitud. Es una crisis, como muchas posrecesiones, pero que ahora está cobrando más víctimas.

Solo el fin de semana pasado, 236,000 personas perdieron la ayuda federal, de uno de los programas de asistencia más significativos.

De acuerdo a las últimas cifras del Buró de Estadísticas del Departamento del Trabajo, en abril 5.1 millones de personas habían estado sin empleo, por 27 semanas o más. Una baja de cerca de 400,000, en comparación a enero de este año.

Luego de la recesión, el gobierno y Congreso han extendido dos programas clave. El primero es la Compensación de Emergencia para el Desempleo (EUC), la que depende de la tasa estatal de desocupación y el tiempo en que el individuo se quedó sin trabajo. Este fue extendido y expirará en enero de 2013. En el caso de California permite 53 semanas de apoyo financiero.

El segundo, corresponde a Beneficios Extendidos (FED-ED) y se aplica en periodos de alto desempleo a nivel estatal. Éste depende del descenso en la tasa de desocupación del área específica.

FED-ED ha detenido la asistencia en 27 estados, de los cuáles ocho perdieron la garantía durante el fin de semana. Una ayuda que variaba entre 13 y 20 semanas, de acuerdo a la zona.

Un nuevo estudio de National Employment Law Project (NELP) calculó que, a nivel nacional, 409,300 personas se han visto afectadas, un número que se puede elevar considerablemente.

“No veo ninguna intención de restaurar estos beneficios, por parte del Congreso. Incluso más adelante, EUC reducirá el número de semanas para California y quedará en 47, en lugar de 53”, explicó George Wentworth, analista de NELP.

“La cifra de personas desempleadas por periodos extensos que vemos ahora, no tiene precedentes. Un 41% de los desocupados no ha trabajo en más de seis meses. En el pasado, este índice nunca superó el 26%”, agregó.

El análisis de NELP detalló que para finales de septiembre, siete estados más, dejarán de recibir FED-ED, sumando 34 en el país. “El número máximo de semanas con todos los beneficios activos será de 79, en lugar de 99. Esta cifra bajará aún más, cuando más recortes federales se apliquen”, detalló.

“Más de 19 millones de trabajadores se han apoyado en alguna forma del seguro de desempleo federal, desde que comenzó la recesión”, especificó el documento.

Estados como California han prevenido a sus habitantes respecto al impacto de los recortes. El Departamento de Desarrollo y Empleo (EDD) estimó que 93,000 personas, ya no son parte de FED-ED. Asimismo, proyectó que considerando a la gente que ha colectado estas garantías y quienes podrían haber calificado para recibirlas, otras 100,000 serán perjudicadas.

Entre los 27 estados donde se aplicaba el programa, California lidera en el número de afectados. Le sigue Florida con 29,400 e Illinois con 26,100.

Pero de acuerdo a economistas como el exdirector de CEPAL, Isaac Cohen, los problemas con este tipo de medidas, van mucho más allá del impacto inmediato en la población. “La economía estadounidense no está creciendo lo suficiente como para generar los empleos necesarios”, dijo.

“Esto mantiene a la gente desempleada más tiempo, lo que afecta la oferta en el mercado laboral. Después de un tiempo, las personas van perdiendo las destrezas que adquirieron en sus trabajos, lo que a su vez afecta su reingreso. Eso hace necesaria una mayor inversión en reentrenamiento”, aseguró.

La situación parece aún más crítica para los individuos que han permanecido sin empleo por más de un año.

De acuerdo a un reciente estudio de Pew Fiscal Analysis Initiative, cerca de 3.9 millones de personas han experimentado este problema, en los primeros tres meses de este año.