Piden justicia para buenos maestros

Entablan demanda para poder despedir a malos profesores

Piden justicia para  buenos maestros
El Superintendente estata, Tom Torlakson (c), con varios estudiantes, es uno de los nombrados en la demanda.
Foto: Ciro cesar / La Opinión

La organización Students Matters, que busca mejorar la educación de los estudiantes en California, anunció ayer la demanda que esta interpuso en representación de estudiantes y padres, con la que busca que se modifique algunos estatutos estatales que impiden que maestros ineficientes puedan ser despedidos o retirados de sus puestos. Lo que, según se alega en la demanda, ha provocado el retraso académico en las escuelas públicas de California. Entidad que se ubica en el lugar 46 entre los 50 estados del país en cuanto a desempeño académico.

La demanda expone que los actuales estatutos de permanencia, despido y antigüedad, violan los derechos de los estudiantes de poder recibir una mejor educación. Particularmente la política Last In First Out (el último es el primero en ser despedido) en la que se basan los despidos de maestros y que ignora la efectividad del maestro.

“La misión es mejorar el logro académico de los estudiantes en California al mejorar el ambiente de enseñanza”, dijo el fundador de Students Matters, Dave Welch. “El sistema ha estado moldeado por intereses especiales y se ha convertido en una carga para nuestras escuelas”, declaro Welch en un comunicado.

Welch, hizo hincapié en que este actual sistema impide la flexibilidad de contratar y retener a los mejores maestros. “Este sistema no esta diseñado para beneficiar a los estudiantes y eso es inaceptable”.

“Estas leyes estatales han afectado negativamente de forma desproporciona a los estudiantes de bajos recursos y de minorías”, declaró Theodore Boutrous, el abogado que dirige esta demanda apoyada por una comisión consultiva que incluye organizaciones como Students for Education Reform, Democrats for Education Reform, Parent Revolution, entre otras.

La demanda se entabló en contra del mismo gobernador del estado Jerry Brown, el superintendente del estado Tom Torlakson, la junta escolar del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), entre otras partes. El resultado de la demanda impactaría a todos los alumnos de escuelas públicas de California.

“Espero sinceramente que en LAUSD podamos quitarnos el peso de la política last hired, first fired, para que tengamos la flexibilidad de brindar a nuestros alumnos los maestros más brillantes posibles”, dijo el superintendente del LAUSD John Deasy. “Su futuro depende de eso”, reconoció.