Breves deportivas

Breves deportivas
Del desempeño de sus ases Blake Griffin (izq.) y Chris Paul depende en gran parte la vida en los playoffs de los Clippers.
Foto: AP

Abajo por 2-0 ante las Espuelas de San Antonio, los Clippers de Los Ángeles encaran la difícil tarea de lograr dos victorias en el Staples Center para sobrevivir frente al equipo más caliente de la NBA.

La remontada luce como una hazaña debido a las lesiones de Chris Paul y Blake Griffin que han robado a las superestrellas de su eficacia.

“El estado de ánimo sigue siendo bastante bueno”, dijo ayer Griffin después de la práctica y una sesión de vídeo. “No estamos completamente fuera”, agregó.

Todavía no, pero el tercer juego a celebrarse hoy, es particularmente crucial para los Clippers porque ningún equipo en la historia de la NBA ha remontado una desventaja de 3-0 para ganar una serie de postemporada.

El equipo Heat de Miami informó que habían cancelado el entrenamiento que tenían previsto ayer en el Bankers Life Fieldhouse de Indianápolis, donde se encuentran para disputar el cuarto partido de la eliminatoria de semifinales de la Conferencia Este contra los Pacers de Indiana.

Después de la derrota la pasada noche por 94-75 en el tercer partido de la eliminatoria, que ahora ganan los Pacers por 2-1 al mejor de siete, el Heat ha considerado que es mejor mantener a los jugadores alejados de la cancha y de los periodistas para discutir en privado la situación que se vive dentro del equipo.

Nadie ha disfrutado más el período previo al Preakness de hoy que Doug O’Neill.

El entrenador de I’ll Have Another, ganador del Derby de Kentucky (montado por el jinete mexicano Mario Gutiérrez), ha pasado casi dos semanas en Baltimore, andando con el entrenador en jefe de los Ravens de la NFL John Harbaugh, participando en la ceremonia de lanzamiento de la primera bola un juego de los Orioles de Baltimore, de Grandes Ligas, y degustando con ahínco el cangrejo de Maryland por primera vez.

“Ha sido fabuloso. Increíble. Lo hemos aprovechado y realizado algunas cosas estupendas”, comentó ayer por la mañana O’Neill, vistiendo una gorra de Preakness firmada por niños escolares del área.

El corredor colombiano Ramiro Rincón quedó ayer a dos etapas de conseguir el título de la edición 52 de la Vuelta Ciclista Internacional a Guatemala, luego de disputarse la sexta largada que ganó su compatriota Javier Gómez.

Rincón lleva un tiempo acumulado de 17 horas 32 minutos 45 segundos y tiene una diferencia de un minuto 26 segundos sobre su perseguidor en la general individual, su compatriota Freddy Piamonte.

Gómez conquistó ayer la antepenúltima etapa, de 134 kilómetros, que salió de la ciudad occidental de Quetzaltenango y concluyó en San Pedro San Marcos, en el noroeste de la capital chapina.