Juntos embellecen su propia comunidad

Vecinos se unieron para darle un toque refrescante a su propio vecindario

Juntos embellecen su propia comunidad
El propietario Alberto Rodríguez se unió a los voluntarios para pintar su casa.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinion)

La crisis económica ha ocasionado estragos en las pequeñas comunidades de Los Ángeles, en donde muchas familias se han visto afectadas por problemas tales como pérdida de empleos o sus hogares.

Sin embargo, una pequeña cuadra de un vecindario de Compton demostró que, a pesar de la situación actual de la economía, todavía se puede arreglar y mantener atractiva su comunidad.

Los vecinos de la cuadra 900 de la Calle School en Compton decidieron poner manos a la obra ayer para llevar a cabo una jornada de embellecimiento de su vecindario, denominado Día de Orgullo para el Vecindario, con el apoyo de los Servicios de Vivienda y Ayuda a los Vecindarios del Condado de Los Ángeles (NHS).

Uno de los objetivos del NHS es la de mejorar la calidad de vida de los vecindarios en lugares tales como Compton, el sur de Los Ángeles y algunas áreas del este del Valle de San Fernando. Las labores incluyen reparaciones básicas en los hogares así como labores de jardinería y pintura exterior de las casas pertenecientes a familias de bajos recursos, personas de la tercera edad o con discapacidades.

La organización proporciona los materiales, los cuales se adquieren a través de patrocinadores, las autoridades de la ciudad de Compton, iglesias locales y grupos de la comunidad.

“Queremos crear una diferencia en la cuadra y hemos descubierto que, cuando comenzamos algo, todos se sienten motivados a limpiar y reparar sus hogares también”, dijo Lori Gay, presidente del NHS.

“Para la hora en que terminamos y nos vamos del vecindario, se ve mucho mejor que como lo encontramos”.

Durante la jornada se llevaron a cabo labores de reparación en varias casas de la cuadra, en las que participaron voluntarios, miembros de la comunidad y los propios dueños de las viviendas. Entre los voluntarios se encontraban estudiantes de UCLA y personas que deseaban retribuir a la organización la ayuda prestada a ellos.

Uno de los hogares seleccionados fue el de la familia Rodríguez, quienes estaban satisfechos por el trabajo hecho por la cuadrilla de voluntarios. “Nosotros también hemos hecho reparaciones a la casa porque cuando la compramos estaba horrible”, dijo Silvia Rodríguez, quien junto con su esposo y su hija tienen 18 años viviendo en el vecindario.

NHS no solo lleva a cabo jornadas de embellecimiento comunitario sino que también ofrece asesoramiento a las personas que deseen adquirir vivienda y las familias que están a punto de perder sus hogares debido a la crisis económica.

“Ellos me están ayudando con mi casa en este momento porque el banco quiere venderla, a pesar de que he cumplido con todo lo que me han pedido”, dijo Mirna Miramontes, una de las voluntarias que participó en el proyecto y quien está recibiendo asesoramiento por parte del NHS para tratar de salvar su casa. “Estoy con ellos y me inscribí para ayudarlos, porque también ellos necesitan de mi ayuda”.