Nuevo acto de canibalismo

Confesó que ingirió el corazón y el cerebro de su compañero de cuarto

Alexander Kinyua mantuvo el cuerpo en el sótano.
Alexander Kinyua mantuvo el cuerpo en el sótano.
Foto: AP

BALTIMORE, Maryland (AP).- Un estudiante universitario de 21 años acusado de matar a un compañero de apartamento reveló a la policía que se comió el corazón de la víctima y parte de su cerebro después de que murió.

Alexander Kinyua ocultó la cabeza y manos de la víctima en el cuarto de lavado del sótano de la casa de su familia en un suburbio de Baltimore, de acuerdo con la oficina de la policía del condado Harford. Kinyua, un estudiante de la Universidad Estatal Morgan, fue acusado en mayo de otro ataque en el que la víctima fue brutalmente golpeada.

Kinyua, oriundo de Kenia y estudiante de ingeniería eléctrica, es acusado de asesinato en primer grado y otros cargos por la muerte del ganés Kujoe Bonsafo Agyei-Kodie, de 37 años. El juez no le otorgó la libertad bajo fianza.

Su defensor público no devolvió una llamada en busca de comentarios y un correo de voz dejado en el hogar de Kinyua no fue devuelto.

El martes, el padre de Kinyua, Antony Kinyua, llamó a los detectives y reportó que otro de sus hijos, Jarrod, encontró lo que creía eran restos humanos en la casa donde vivían en Joppatowne.

Jarrod encontró dos latas que tenían en su interior una cabeza y dos manos humanas. La policía informó que Jarrod confrontó a su hermano, quien dijo que los restos eran animales.