Millonario déficit por cuidar a los jóvenes

Un 80% de los adolescentes que cumplen 18 años, optan por quedarse bajo la custodia de DCFS.
Millonario déficit por cuidar a los jóvenes
La ley estatal le ofrece la opción a los adolescentes en el cuidado de crianza de permanecer en el sistema hasta los 21 años.
Foto: Archivo

Cuando un hijo cumple los 18 años, los padres no los echan de la casa automáticamente. Una nueva ley estatal AB12 que entró en vigencia en enero de este año, pretende darle esa opción a los adolescente bajo el cuidado de crianza cuando estos cumplen mayoría de edad.

Un 80% de los adolescentes que hasta finales de abril había cumplido 18 años de edad optaron por quedarse bajo la custodia del Departamento de Servicios Infantiles y Familiares (DCFS).

Aunque el director del Departamento Phillip Browning considera que es una buena idea mantener a los jóvenes en el sistema mientras hacen la transición hacia la adultez, el problema que enfrenta es que no hay suficientes fondos.

Browning explicó que se estima que hay un déficit de 24 millones de dólares provenientes del cumplimiento de esta ley.

“Otros condados están en la misma situación que nosotros. Yo creo que la legislatura no sabía lo que este cambio iba a significar y el dinero que designaron simplemente no es suficiente. Ahora estamos pidiéndoles que rectifiquen la asignación recursos para que nosotros podamos cumplir con el mandato”, dijo Browning.

La ley estatal le ofrece la opción a los adolescentes en el cuidado de crianza de permanecer en el sistema hasta la edad de los 21 años bajo la orientación de su trabajador social.

Durante este período los jóvenes tienen que asistir a la universidad o algún programa vocacional/técnico y tener un trabajo. Si los jóvenes cumplen con los requisitos y siguen los consejos de la persona que los supervisa, ellos reciben 776 dólares mensuales para sus gastos de vivienda.

Los jóvenes también tienen la opción de emanciparse, lo que significa que ellos son responsables de sus propias vidas. En este caso, los adolescentes pueden recibir ayuda para asistir a algún colegio comunitario o vocacional.

“Ningún padre se desentiende de su hijo sólo porque cumple 18 años. Yo no lo haría. Nadie lo haría. Nosotros (DCFS) somos responsables de estos niños y tenemos que asegurarnos que estén bien y como hemos visto, la mayoría optan por quedarse con nosotros”, agregó Browning.

La Junta de Supervisores del Condado de Los Ángeles autorizó ayer varios contratos que suman 1.8 millones de dólares para ofrecer servicios a estos jóvenes por un período adicional de seis meses, iniciando el 1 de julio y finalizando el 31 de diciembre.

El supervisor Don Knabe instó a Browning a que haga todo lo que está a su alcance hasta lograr que el estado cumpla con sus responsabilidades financieras.

“Este es otro programa, otro mandato estatal para el cual no nos dan suficientes fondos”, dijo Knabe.

DCFS estima que entre 800 a 1,000 jóvenes en programa de cuidado de crianza optarán por permanecer bajo la custodia del condado.

Alrededor de la web