Banda pagará con cárcel por matar a mujer en exorcismo

Bruselas – Seis personas fueron halladas culpables hoy de asesinar a una joven de 23 años durante una sesión de exorcismo en la que se pretendía ayudarla a tener hijos.

La condena, que varía entre 20 y 30 años de prisión por el delito de tortura, conduciendo a la muerte, será anunciada el próximo lunes, revelaron fuentes del Tribunal de Justicia de Bruselas.

La sesión de exorcismo a la que se sometió a Latifa Hachmi en julio de 2004 es conocida como Roqya, una mezcla de magia y religión relativamente común en los países de confesión musulmana, religión practicada por todos los implicados en el caso.

De acuerdo al tribunal, la víctima recibió más de un centenar de golpes con un bastón en el que sus verdugos habían escrito versos del Corán, el libro sagrado del Islám.

También fue obligada a pasar días sin comer y a beber varios litros de una agua con la que se habían “lavado los versos del Corán escritos con zafrán”.

Además, tuvo que pasar diversos días con un casco enfilado en la cabeza para que escuchara los versos del Corán durante 24 horas sin cese.

El día de su muerte, Latifa había sido sumergida en un baño “extremadamente” caliente con los puños y las rodillas atadas y terminó por ingerir una gran cantidad de agua.

Muy debilitada ya por los días de ayuno y los golpes sufridos, la mujer no resistió y murió al ser trasladada al hospital, después de haber pasado horas inconsciente antes de que su marido decidiera llamar a la policía.

Mourad Mazouj, el marido de la víctima y uno de los condenados en el caso, aseguró que el exorcismo fue practicado a pedido de su esposa, desesperada por su incapacidad de tener hijos.

“Latifa había decidido abandonar la medicina tradicional y eligió el Roqya para curarse”, afirmó durante el juicio la abogada de Mazouj, Carine Couquelet.

Junto con Mazouj fueron condenados los dos exorcistas y tres “curanderas” responsables del procedimiento.