Twitter obsesiona a los famosos

Las estrellas se siguen en la red social
Twitter obsesiona a los famosos
Demi Moore aún sigue a su ex, Ashton Kutcher, en Twitter.
Foto: AP

MADRID, España.– Cientos, miles e, incluso, millones de personas reciben los “tuits” de las estrellas de la pantalla, pero no es raro que el número de seguidores que ellos cosechan en Twitter sea inversamente proporcional al número de personas que siguen. ¿A quiénes siguen los más seguidos en la red del pajarito?

¿Qué hace Ashton Kutcher siguiendo a David Bisbal? ¿Qué piensa David Lynch cuando lee los “tuits” de Demi Moore? Los perfiles de Twitter de los famosos apuntan sus gustos y levantan grandes interrogantes sobre sus relaciones personales.

Demi Moore, habrá dejado de ser @mrskutcher, para pasar a ser @justdemi, pero se mantiene entre los seguidores de su exmarido, Ashton Kutcher (@aplusk).

Pero es que el protagonista de The Butterfly Effect es uno de los famosos más seguidos con casi once millones de personas pendientes de sus “tuits”, lo que le convierte en el actor más popular en esta red.

Por eso, resulta todavía más llamativo ver que entre las pocas personas a las que sigue, se encuentra el cantante almeriense David Bisbal(@davidbisbal). ¿Bailará canciones como Ave María? ¿Siguió el programa que lanzó al español, Operación Triunfo en su primera edición?

Además, entre esta multitud se encuentran muchas celebridades tan inesperadas como David Lynch (@DAVID_LYNCH), que pese a su peculiar universo cinematográfico –es el director de Blue Velvet o Wild at Heart–, sigue en Twitter a ídolos de la cultura popular como Demi Moore, Ben Stiller (@RedHourBen), el doctor Mehmet Oz (@DrOz) o el ciclista Lance Armstrong (@lancearmstrong).

La actriz y cantante Zooey Deschanel (@ZooeyDeschanel), musa de la cultura “indie”, es menos selectiva y sigue a casi quinientas personas.

El más “populista” de la red es Arnold Schwarzenegger (@Schwarzenegger) a quien, dice, que le “encanta saber” de sus fans y, por eso, sigue a 106,000 “tuiteros”.

Uno de los mayores protagonistas de la red últimamente es el actor Ryan Gosling (@RyanGosling), por las innumerables cuentas falsas en todas las plataformas de internet atribuyéndole frases feministas, machistas, ecologistas e incluso a través de perfiles que comparan fotos suyas con las de cachorros.

Sin embargo, el protagonista de The Ides of March o Drive marca las distancias en su cuenta oficial cliqueando solo sobre nombres de personas anónimas, algunas de las cuales confiesan su amor por él en sus presentaciones.

El actor y director Albert Brooks (@AlbertBrooks), con el que compartió plano en Drive, es el único representante de Hollywood en su cuenta, en la que no está Eva Mendes (@evamendes), su actual pareja.

Eso sí, el actor deja un pequeño espacio para su vanidad manteniéndose al día de lo último que se dice de él siguiendo una cuenta creada por un fan que publica todo lo que tenga que ver con el actor canadiense 24 horas al día.

Como el resto de usuarios, los actores también siguen sus pasiones a través de Twitter. Ewan McGregor (@EwanMcGregor) es un reconocido amante de las motos –ha recorrido el mundo sobre dos ruedas rodando un documental–, y sus gustos también se reflejan entre las escasas dos decenas de páginas que sigue.

La página oficial de la categoría reina del motociclismo se encuentran entre sus elegidos, junto a las de los campeones del mundo Valentino Rossi (@ValeYellow46)y Colin Edwards (@texastornado5), el piloto de MotoGP Cal Crutchlow (@calcrutchlow), junto a los que participó en la realización del documental Faster.

Aunque la última de sus incorporaciones es el realizador español Juan Antonio Bayona (@FilmBayona), con quien ha rodado The Impossible.

Finalmente, Twitter es un lugar que los artistas utilizan para informarse y promover las causas en las que están implicados, por ejemplo, dos tercios de las cuentas a las que presta atención Leonardo DiCaprio (@LeoDiCaprio) se relacionan con el medioambiente y el cambio climático y, por supuesto, Al Gore(@algore), otra figura clave en la red, es uno de ellos.