¡Cesc salva!

Fábregas empata ante Italia y España ve rota su racha de 14 victorias

Cesc Fábregas (con el balón) celebra con sus compañeros luego de anotar ayer el gol de la igualada sobre la escuadra 'azzurra', por el Grupo C, en la Arena Gdansk de Polonia.
Cesc Fábregas (con el balón) celebra con sus compañeros luego de anotar ayer el gol de la igualada sobre la escuadra 'azzurra', por el Grupo C, en la Arena Gdansk de Polonia.
Foto: AP

GDANSK, Polonia (AP).- Para España, fue un empate con cierta sensación de tropiezo. En el caso de Italia, fue como un respiro.

En busca de su tercer título de envergadura consecutivo, España tuvo que conformarse ayer con un empate de 1-1 con Italia en el debut de ambos dentro del Grupo C de la Eurocopa.

Antonio Di Natale salió de la banca de suplentes y adelantó a los italianos tras un excelente pase de Andrea Pirlo al 61′.

Pero Cesc Fábregas igualó tres después al concluir una exquisita combinación de los característicos pases de la selección española.

“Era un partido complicado y, por supuesto, el más difícil del grupo ante un equipo complicado”, dijo Fábregas. “… hoy [ayer] hemos demostrado un carácter fuerte y hemos jugado bien”.

España, que ganó la Euro en 2008 y el Mundial de Sudáfrica de 2010, dominó el partido del Grupo C durante largos períodos, pero pasó apuros para concretar, mientras que Italia se valió de peligrosos contragolpes.

“Lo que realmente nos decepciona es que les permitimos igualar muy rápido”, dijo el técnico de Italia, Cesare Prandelli.

“Enfrentábamos a los campeones del mundo y debimos haberles dificultado más meterse de nuevo en el juego. Le dimos a España una oportunidad de anotar goles. Necesitamos mejorar, pero ésa es nuestra mentalidad”, agregó.

El empate puso fin a una racha de 14 victorias de España en partidos oficiales, la cual comenzó después de una derrota de 1-0 frente a Suiza en su primer encuentro de la pasada Copa del Mundo.

Y pudo haber sido un resultado negativo.

“Frustrado no me voy”, dijo el técnico español Vicente del Bosque. “El esfuerzo que hemos hecho ha sido tremendo”.

“Ha sido un partido muy abierto que cualquiera de los dos pudo haber ganado”, añadió el timonel ibérico.

España sorprendió al arrancar sin centro delantero, con Fábregas al frente entre David Silva y Andrés Iniesta.

Fernando Torres, Álvaro Negredo y Fernando Llorente se quedaron en la banca.

“Ni yo mismo me esperaba ser titular, he sido el primer sorprendido”, señaló Fábregas al final del juego.

“Estoy contento no sólo por ser titular, sino por volver a jugar, ya que llevaba un mes sin hacerlo, y por reencontrarme con el gol, que también ha sido bonito”, explicó.

Italia presentó un ataque formado por Antonio Cassano y Mario Balotelli, así como tres zagueros.

Di Natale reemplazó a Balotelli al minuto 56, y cinco minutos después anotó al recibir un servicio de Pirlo justo cuando se deslizaba entre dos zagueros para después fusilar a Iker Casillas.

Di Natale, de 34 años, ha anotado 20 o más goles las últimas tres temporadas con el Udinese de la Serie A.

El gol de Fábregas desde el centro del área concluyó una serie de pases que empezaron con uno de Iniesta a Silva, que a su vez encontró a Fábregas cuando éste avanzaba hacia la portería italiana.

En una tarde agradable en el estadio Arena de Gdansk cerca del Mar Báltico, los aficionados vestidos de rojo parecían superar en número a los seguidores italianos.

Había amplios sectores vacíos en la esquina asignada a los fanáticos de la “azzurra”.

Al igual que cuando ganó la Copa del Mundo de 2006, Italia se ha visto afectada por un escándalo generalizado de partidos arreglados en la Serie A.

Entre los 38,869 asistentes estuvieron el presidente italiano Giorgio Napolitano y el jefe de gobierno español Mariano Rajoy, así como el expresidente polaco y fundador del sindicato Solidaridad, Lech Walesa.