Es mexicano el profesor de español de Rahm Emanuel

Arturo Castro se reúne con Emanuel en su despacho del ayuntamiento por lo menos tres veces por semana
Es mexicano el profesor de español de Rahm Emanuel
Según Castro, oriundo de la Ciudad de México y radicado en Chicago desde hace 23 años, el nuevo alumno "responde muy bien, es aplicado, aprende rápido y hace las tareas".
Foto: Archivo

CHICAGO – En una ciudad en la que más del 26 % de la población es latina, el alcalde de Chicago, Rahm Emanuel, ha decidido aprender español de la mano de Arturo Castro, con más de 30 años de experiencia en la enseñanza del idioma a extranjeros.

Por lo menos tres veces por semana, Castro se reúne con Emanuel en su despacho del ayuntamiento para “clases personales y a la medida” de una hora de duración.

“En pocos días aprendió a decir dónde nacieron, él y su padre, lo que le resulta útil para establecer un vínculo cuando se encuentra con una señora hispana en la calle”, dijo Castro a Efe.

Según el profesor, oriundo de la Ciudad de México y radicado en Chicago desde hace 23 años, el nuevo alumno “responde muy bien, es aplicado, aprende rápido y hace las tareas”.

Emanuel declaró al comenzar las clases, a principios de este mes, que su meta no era ser bilingüe, aunque aspiraba algún día poder conducir una entrevista con periodistas en español.

Castro señala que en su experiencia con alumnos de este tipo, primero hay que enfocarse en enseñarles el español que usarán en contextos que los motiven.

En el caso del alcalde se acordó que le interesa el español para sus relaciones diplomáticas, comunitarias y de prensa. “Es importante entonces que aprenda cosas que pueda aplicar inmediatamente, para que se motive y vea que su esfuerzo tiene una remuneración emocional”, dijo.

Emanuel entrevistó a dos profesores antes de escoger a Castro, quien es profesor y coordinador de vinculación y difusión cultural de la escuela de extensión de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Chicago.

El alcalde, quien ha declarado públicamente que no es una persona con paciencia, dijo que se tomará el tiempo que sea necesario para aprender un vocabulario apto para todo tipo de situaciones.

Castro dijo que las tres clases semanales actuales podrían ampliarse después del verano “a lo que más pueda” el alcalde, una vez se evalúe la marcha del aprendizaje.

El profesor dijo que el curso diseñado busca un equilibrio entre la aplicación inmediata del idioma y la simplicidad de la gramática, “buscando equiparlo con un inventario de sustantivos y frases que usará inmediatamente”.

“Partimos de lo más sencillo, de verbos en el presente como ser y estar. Evitamos enseñar cosas que no le interesan al alumno”, agregó.

La UNAM, fundada en 1551 en México y considerada la institución educativa más antigua de América Latina, abrió sus puertas en Chicago hace 10 años.

Por sus aulas pasan anualmente unos 1.500 alumnos que asisten a cursos especializados de español para educadores, español para médicos, psicólogos y asistentes sociales, además de inglés para contadores y abogados que llegan desde México y otros países latinoamericanos.

Se imparten además talleres de dinámicas culturales para padres y alumnos latinos de las escuelas públicas de Chicago, y clases de historia del arte y de la música de México.

Según Castro, en los Estados Unidos se ha registrado una explosión en el interés por aprender español, producto de la globalización vivida en los últimos 20 años que ha “sensibilizado e interesado” a los habitantes de este país.

Castro, que además de profesor ha sido asesor de empresas como McDonald’s y Marriot, dijo que en los años que lleva en EE.UU. ha visto una transformación en la mentalidad global del ciudadano, que quiere “entender y conocer otras culturas”.

“El alcalde, por ejemplo, tuvo una necesidad práctica de aprender español para operar y funcionar en una ciudad con alto porcentaje de latinos. Sería poco profesional no enfrentar esta realidad”, dijo.