Perfume con olor a Chicago

La Ciudad de Chicago colabora con la compañía de fragancias Tru Fragrance para producir el perfume Tru Bloom
Perfume con olor a Chicago
La organización Growing Power cultivará el jardín de espliegos, rosas y violetas que se usarán en el perfume Tru Bloom Chicago.
Foto: Irene Tostado

¿A qué huele la Ciudad de Chicago? Dependiendo del área y la época, a la Ciudad de Chicago se le ha asociado con olores de animal muerto, humo apestoso o chocolate dulce. Las plantas empacadoras de carne, las plantas de carbón y las fábricas de dulces han tenido que ver mucho con la historia industrial de Chicago y, ahora, la readaptación y embellecimiento de estos espacios para el uso del público le dará vida a otro olor por el cual la gente recordará a Chicago.

Espliegos, rosas, violetas y el agua, tierra y sol del lote en el Parque Grant en la esquina al suroeste de la intersección de Congress Pkwy. y Columbus Dr. en el centro de Chicago serán los ingredientes que determinarán el olor de la fragancia Tru Blooms Chicago.

La compañía de producción de fragancias Tru Fragrance estará colaborando con la Ciudad de Chicago, el Distrito de Parques de Chicago, los Jardines Botánicos de Chicago, el Water Tower Place y varias organizaciones sin fines de lucro estarán cosechando flores de diferentes tipos en 22 jardines por toda la Ciudad de Chicago para crear las fragancias que capten la esencia de Chicago, incluyendo el aeropuerto O’ Hare.

“Hay ciudades que tienen fragancias con el nombre de la ciudad, como ‘Bond #9 New York’, pero nunca antes se había creado una fragancia con el nombre de la ciudad donde se cosecha y fermenta la planta para captar la esencia de las rosas y violetas que crecen en las diferentes áreas de Chicago”, explicó Paul Leroue, director de mercadeo para Tru Fragrance.

Tru Fragrance contratará a Growing Power, una organización sin fines de lucro que entrena a personas en comunidades de bajos recursos para trabajar en el desarrollo de proyectos de agricultura en espacios urbanos. Desde 2005, la organización, ubicada en el barrio de Bridgeport, ha producido más de 150 variedades de verduras, hierbas y flores comestibles para el proyecto ‘Arte en el Rancho’ que está a unos pasos de donde cultivará las flores.

“Constantemente estamos reinventando las cosas que se pueden plantar en espacios pequeños en un ambiente urbano para asegurar que toda la gente tenga el mismo acceso a comida de buena calidad que sea nutritiva, saludable y apropiada para todas la culturas”, dijo Erica Allen, directora de alcance a la comunidad en Chicago.

“Este tipo de proyectos ayuda a crear trabajos y apoya a organizaciones sin fines de lucro y está en línea con la misión de la ciudad de plantar más jardines. Además, la gente puede disfrutar de la fragancia y los jardines”, dijo Leroue.

Esta es la primera vez que flores cosechadas localmente son parte de la producción de un perfume. El proceso sería el mismo cada año primero con el espliego, las rosas y las violetas que comenzarán a transformarse de flores a fragancia en agosto o septiembre.

Los aceites que se usan para crear fragancias usualmente vienen de todas partes del mundo, pero la fragancia de Chicago será producida con las flores que son el producto de las condiciones ambientales de la ciudad.

El perfume estará disponible en Water Tower Place, en los Jardines Botánicos de Chicago y en hoteles y boutiques de la ciudad. Se producirá un número limitado de botellas y saldrá a la venta en dos a tres meses.