Acera ya no sería asiento

La ciudad que vio el nacimiento del Movimiento de la Libertad de Expresión quiere prohibir que las personas sin hogar se sienten en las aceras. Pero no todos en Berkeley están de acuerdo.
Acera ya no sería asiento
Clifford Collins sentado con su perro en una acera.
Foto: AP

BERKELEY, California

.? En cuclillas en una esquina de la concurrida Avenida Telegraph, Brandon Smith y Jamie Dunne, apenas unas horas después de haber recibido un aventón desde Santa Cruz, sacudieron sus cabezas con incredulidad cuando les dieron la noticia mientras mostraban sus carteles pidiendo monedas y comida para su gatito de 4 semanas.

“¿En serio? ¿No quieren que nos sentemos en las aceras?”, dijo Smith, 25. “¡Nooo! ¿No aquí? ¿Realmente? ¡Pero es Berkeley!”.

En el lugar donde nació el Movimiento de la Libertad de Expresión, la ciudad de Berkeley, hay un apasionado debate sobre una medida propuesta para la votación especial de noviembre que prohibiría sentarse en las aceras. A pesar de las fuertes objeciones, el Concejo de la Ciudad ordenó la semana pasada al fiscal de la ciudad elaborar un borrador.

El alcalde Tom Bates dijo que su propuesta de prohibir sentarse en las aceras cerca de los comercios con mucho movimiento no tiene como objetivo criminalizar a la gran población de personas sin techo de la ciudad. Bates, que no conduce y que en general camina por la ciudad, dice que con frecuencia ve entradas a tiendas y aceras bloqueadas por grupos que acampan, mientras que otros intentan esquivarlos.

“Conozco bien lo que está pasando en las calles. Los ciudadanos normales me paran y dicen ‘¡Tiene que hacer algo!'”, dijo Bates. “Me hace sentir incómodo. Los visitantes están sorprendidos. Los comerciantes me dicen que están matando su negocio y que se sienten intimidados. Tenía que hacer algo”.

Pero algunos miembros del Concejo de la Ciudad y residentes que se oponen dicen que una ley de ese tipo es draconiana en una ciudad conocida por la paz y la tolerancia.

“La acera es de todos”, dijo Dunne, de 18 años.

Berkeley ya tiene una ley aprobada que prohíbe tenderse en las aceras, aunque la policía dice que solamente se ha citado a 13 personas por ese motivo desde 2010.

La nueva propuesta, que prohibiría sentarse en las aceras de 7 a.m. a 10 p.m. en áreas comerciales, sería similar a la polémica ordenanza de la cercana San Francisco que prohíbe sentarse y tenderse en el pavimento. Otras ciudades con leyes similares incluyen Los Ángeles, Portland y Seattle y Santa Cruz y Palo Alto, California.

El jefe de policía de San Francisco, Greg Suhr, dijo esta semana que la policía está planificando redoblar esfuerzos para hacer cumplir la ordenanza, especialmente cerca del Parque Golden Gate, un refugio para las personas sin techo, debido a quejas de delitos y acoso a peatones.

Bates dijo que si los votantes aprueban la ordenanza propuesta en Berkeley, estará vigente a partir de julio 2012, lo que daría tiempo a la ciudad para determinar cómo castigar a quienes no la cumplan.

Bates dijo que puede haber un contragolpe al comienzo. Pero con el tiempo, dijo, los residentes verán que es lo mejor para la ciudad.

Bates dijo que hay cientos de bancos para sentarse en la ciudad. De todas maneras, sabe que quienes se oponen no aceptarán una nueva ley que prohíba sentarse o tenderse en aceras.

“Tenemos muchos lugares para sentarnos”, dijo Bates. “Si esto se convierte en ley, no hará que las personas sin techo se vayan, pero enviará el mensaje de que Berkeley es más acogedora para el público”.

Alrededor de la web