Adolescente mata a su hija con químico agrícola y luego se suicida

Una "decepción amorosa” habría motivado a la adolescente a tomar esa decisión

Guatemala – Una adolescente de 15 años mató a su hija de cuatro meses, a quien envenenó con un químico agrícola y luego se suicidó con la misma sustancia, informaron hoy fuentes oficiales.

El hecho ocurrió ayer en la ciudad de Jutiapa, a 190 kilómetros al sureste de la capital guatemalteca, y según dijo a los periodistas un portavoz de la Policía Nacional Civil (PNC) de ese lugar, una “decepción amorosa” habría motivado a la adolescente a tomar esa decisión.

La joven, identificada como Leydi Pérez, utilizó un químico agrícola empleado para combatir a los animales que atacan las plantaciones de maíz, el cual disolvió en agua y dio a beber a su hija recién nacida y luego tomó ella.

La bebé falleció de inmediato y la madre adolescente horas después.

Según la PNC, la adolescente padecía de depresión desde hace varios meses debido a que el padre de su hija no quiso casarse con ella luego de conocer de su embarazo.

De acuerdo con cifras oficiales, en lo que va de este año más de 17 menores de edad se han suicidado en Guatemala debido a fuertes depresiones ocasionadas por diversos problemas emocionales.

La Procuraduría de los Derechos Humanos, en un informe presentado en mayo pasado, señaló que entre los menores fallecidos había un niño de seis años.