Continúan Fiestas Boricuas con menos arrestos e incidentes

El Departamento de Policía de Chicago reportó menos arrestos -en comparación con el año pasado - durante el festival latino más grande del Medio Oeste
Continúan Fiestas Boricuas con menos arrestos e incidentes
Después de 30 años de celebrar la cultura Puertorriqueña en Humboldt Park, las festividades continuaron el resto del fin de semana sin problemas.
Foto: Cortesía Univision Radio

Chicago.- John Escalante, representante del Departamento de Policía de Chicago dijo hoy a La Raza que este año no se arrestó a nadie dentro del parque Humboldt, y que hubo menos quejas a la policía y balaceras durante las Fiestas Puertorriqueñas. Además, la actividad criminal alrededor del parque en el Distrito 14 durante el evento se redujo en un 46% en comparación con el año anterior.

“Sí hubo menos policías en el parque, lo cual solamente fue posible porque este fue el primer año que se usaron cercas alrededor del parque y se designaron sólo cuatro entradas”, explicó Escalante.

Las Fiestas Puertorriqueñas continuaron durante todo el fin de semana, después de que casi se cancelaron debido a un malentendido entre el Comité del Desfile Puertorriqueño, el Departamento de Policía de Chicago y el Distrito de Parques del Chicago.

El Distrito de Parques de Chicago cerró el parque Humboldt dos horas antes de comenzar las festividades el jueves, supuestamente por falta de documentos que comprobaran la existencia de la seguridad que la Ciudad de Chicago requiere para otorgar el permiso de tener un festival. El parque fue cerrado durante cuatro horas.

Los documentos, según el Comité del Desfile Puertorriqueño, habían sido entregados al Distrito de Parques. El permiso fue aprobado el pasado lunes después de una junta con la policía, que hizo un recorrido por el parque, afirmaron.

“El Departamento de Policía de Chicago nos informó que habrían menos policías disponibles para supervisar el evento y nosotros hicimos los planes necesarios para contratar a una agencia de seguridad privada para cumplir con los requisitos para el permiso”, dijo Amy Vega, representante del Comité.

El Comité contrató hasta 24 personas de seguridad adicionales para el domingo, uno de los días más ocupados por la presentación de Tito Rojas y La Makina.

“Hubo muchos malentendidos y cumplimos con todas las reglas que nos exigieron. No me explico por qué esperar hasta el primer día de la fiesta y cancelárnosla,” dijo José Betancur, vicepresidente del Comité del Desfile Puertorriqueño.

En una rueda de prensa realizada el pasado viernes se anunció que Art Richardson, director regional del Distrito de Parques, iría a la Casa Puertorriqueña a disculparse porque se habían equivocado y no debían haber pospuesto la celebración.

Cuando llegó, se reunió con el Comité y el Concejal Roberto Maldonado a puertas cerradas, pero los gritos de los organizadores y el representante se escucharon durante la junta de casi media hora.

“Históricamente hemos tenido una buena relación con el Distrito de Parques y el Comité y todavía la tenemos. Ha habido tensión por los dos lados y por ahora hemos aclarado las cosas para seguir con el festival”, dijo Maldonado, quien también comentó sobre los gritos: “Es que somos puertorriqueños”.

“Las Fiestas son algo que se hacen cada año y parece que nos las quieren quitar”, opinó Martín Santiago, de 42 años, quien asistió al segundo día de las Fiestas en Humboldt Park con sus cuatro hijos. Santiago no poder aprovechar de la oferta del jueves, que se había designado como el Día de los Niños, cuando los menores podían subirse a los juegos mecánicos a un precio reducido.

Después de 30 años de celebrar la cultura Puertorriqueña en Humboldt Park, las festividades continuaron el resto del fin de semana sin problemas.

El sábado al mediodía fue el Desfile Puertorriqueño en las esquinas de Columbus Dr. y Balbo Dr. con Las BomPleneras, tocando música sobre una de las carrozas durante todo el recorrido. Estuvieron presentes la Miss Puerto Rico 2012, Priscilla Pérez, y la gran mariscal Montserrat ‘Monsi’ Román, microbióloga que trabaja para la Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA, por sus siglas en inglés), quienes saludaron a la gente a su alrededor.