Amaranto ayuda a reducir la presión arterial

La amarantina es la proteína vegetal más nutritiva de la naturaleza por su alto contenido de aminoácidos esenciales.
Amaranto ayuda a reducir la presión arterial
Buscan controlar los padecimientos cardiacos, renales y cerebrovasculares a partir del empleo del amaranto.
Foto: Archivo / Agencia Reforma

México (Notimex).- Científicos del Centro de Investigación y de Estudios Avanzados (Cinvestav), encabezado por Octavio Paredes López, buscan prevenir o controlar los padecimientos cardiacos, renales y cerebrovasculares a partir del empleo del amaranto.

La amarantina, proteína identificada por este grupo científico, contiene péptidos funcionales antihipertensivos, los cuales bloquean una acción enzimática negativa que produce que la presión arterial se eleve, comentó Paredes López en un comunicado.

De esa manera, dijo el investigador emérito del Cinvestav, se inhibe a la principal proteína de regulación de la presión arterial, que es la angiotensina, lo que ayuda a bajar la presión.

La amarantina es la proteína vegetal más nutritiva de la naturaleza por su alto contenido de aminoácidos esenciales, y su plasticidad para ser modificada y enriquecida por ingeniería de proteínas.

Paredes López, quien identificó, caracterizó y bautizó a la amarantina, proteína de reserva que contiene el amaranto, afirmó que por su calidad puede llegar a competir con los fármacos antihipertensivos que existen en el mercado, pero sin producir efectos secundarios.

“Para llegar a ese resultado, el experimento que realizamos en el laboratorio consistió en enriquecer de antihipertensivos a la amarantina, introducirla a un microorganismo, en este caso la Escherichia coli, para que éste sobreexpresara a la proteína.

“Ello permitió obtener mayores cantidades de amarantina en menor tiempo, facilitando su caracterización molecular y funcional, y su rediseño mediante ingeniería de proteínas”, expuso.

En resumen, precisó el científico del Departamento de Biotecnología y Bioquímica del Cinvestav Irapuato, “demostramos que se puede producir en altos niveles amarantina soluble en una cepa bacteriana”.

Sin embargo, el también ganador del Premio Nacional de Ciencias y Artes 1991 señaló que aún sin potenciar sus virtudes al utilizar ingeniería de proteínas, la amarantina está de forma natural en el amaranto, y con el simple hecho de comerlo se puede generar bienestar al organismo, se tengan o no problemas de hipertensión.

Lo anterior se debe al alto valor nutricional de esta proteína; los valores nutracéuticos globales del amaranto (proteína, lípidos, almidón resistente, y fibra dietaria) son tan sobresalientes que su consumo regular en formas diversas genera notables beneficios al consumidor.