Obama: No hay reforma migratoria por culpa de republicanos

El Presidente defendió su desempeño ante NALEO
Obama: No hay reforma migratoria por culpa de republicanos
El presidente Obama en su discurso ante NALEO.
Foto: AP Photo / Carolyn Kaste

Orlando, FL- El presidente Barack Obama defendió ante miles de líderes latinos su desempeño durante los últimos tres años y medio y responsabilizó a los republicanos del Congreso por haberse “rehusado a actuar para reformar el sistema migratorio del país”.

No obstante, a diferencia de hace cuatro años, cuando pronunció su último discurso ante la conferencia de la Asociación Nacional de Funcionarios Latinos Electos (NALEO), el presidente Obama no puso un plazo específico ni prometió llevar a cabo una reforma migratoria, aunque dijo que seguiría apoyándola y abogando por la misma.

“Mientras yo sea presidente no dejaré de abogar por esa reforma. El Congreso se ha negado a tomar cartas en el asunto pero en tres años y medio nosotros hemos hecho lo que hemos podido”, dijo el mandatario.

Es la primera vez que un Presidente en funciones pronuncia un discurso ante una conferencia de NALEO. En el caso de Obama, la última vez que estuvo aquí fue hace cuatro años, en 2008, cuando era candidato a la presidencia y el candidato republicano Mitt Romney lo señaló el día anterior al dar su respectiva alocución ante este grupo latino.

“Creo que el Presidente está dando por sentado el voto latino. Ustedes tienen alternativas y sus voces son más importantes que nunca antes”, dijo Romney el día anterior, al presentar sus propuestas económicas y sobre inmigración.

El presidente Obama fue recibido con relativo mayor entusiasmo que Romney el día anterior a juzgar por la presencia en la sala y el nivel de aplausos, pero la electricidad en el ambiente estaba lejos de ser la de hace cuatro años, cuando Obama era solo candidato y todo eran posibilidades.

No obstante, Obama hizo gala como de costumbre de su capacidad de oratoria y de conectar con su audiencia y obtener reacciones a sus palabras. En un momento del discurso se refirió a algo que dijo Romney el día anterior asegurando que, a diferencia de Obama, él cumpliría sus promesas.

“Supongo que hay que creerle cuando dijo que vetará el Dream Act”, señaló Obama, haciendo una pausa y añadiendo con un gesto: “digo yo”, que generó risas y aplausos de la audiencia.

El Presidente reconoció que la comunidad latina ha sido más golpeada por la situación económica, pero dijo que su gobierno ha tomado medidas que han beneficiado a los latinos como la ampliación de las Becas Pell y la inversión en los colegios comunitarios. El aplauso más fuerte del discurso llegó cuando se refirió a la reforma del sistema de salud, defendiéndola de nuevo, y apuntando que varios millones de latinos ahora tendrán seguro gracias a ella.

El Presidente volvió una y otra vez a la promesa del pasado viernes, cuando anunció la nueva política de su gobierno que evitará deportar a jóvenes indocumentados que cumplan con ciertos requisitos e invitó a los republicanos que lo han criticado por ser algo temporal a que actúen desde el Congreso a llevar a cabo una solución más permanente.

“Aquellos que argumentan que lo hicimos mal y por las razones equivocadas, y que el Congreso es el que debería hacerlo, estoy de acuerdo. Mi puerta ha estado abierta por tres años y medio, ya saben dónde encontrarme”, dijo el Presidente. “Envíenme el Dream Act a mi escritorio y lo firmaré de inmediato”, añadió.

Más de 1,000 políticos latinos, catedráticos y otros líderes de todo el país asisten a esta conferencia, en la que aparte de recibir la visita de prominentes políticos como los candidatos a la presidencia, gobernadores y senadores federales, también se realizan paneles y reuniones informativos sobre diversos temas de interés como educación, tecnología e inmigración.

El día anterior, los asistentes a NALEO recibieron la visita del candidato republicano a la presidencia Mitt Romney, quien pronunció un discurso en el cual presentó por primera vez su visión respecto a las reformas que según él, necesita el sistema de inmigración de Estados Unidos.

Las de Romney y Obama eran las presentaciones más esperadas ya que era la primera vez que los dos candidatos a la presidencia de la nación hablaban ante la misma conferencia de un grupo latino.

Una nueva encuesta de Latino Decisions dada a conocer ayer antes del discurso de Obama, reveló que el Presidente sigue teniendo una ventaja sólida sobre el republicano entre la comunidad latina y en particular los estados batalla como Arizona, Colorado, Florida, Nevada y Virginia. En Florida, por ejemplo, la encuesta halló a Obama con una ventaja de 53% a 37% para Romney.

En los cinco estados combinados, Obama recibe 63% de la preferencia latina versus 27% para Romney. La ventaja más acusada se da en Arizona, donde Obama capturaría el 74% del voto frente a 18% para Romney.

Los números de Obama y el entusiasmo de los latinos han mejorado respecto a anteriores encuestas realizadas antes del anuncio del pasado viernes de que su gobierno no deportaría a jóvenes indocumentados conocidos como “Dreamers”.

Tras el discurso del Presidente, las reacciones fueron dadas en general desde el punto de vista partidario aunque no todos los demócratas excusan del todo al mandatario.

“Él no ha sido un líder en el tema migratorio”, dijo el concejal y futuro congresista de Los Angeles Tony Cárdenas. “Por otra parte, es el único que ha actuado de alguna manera respecto a inmigración, el único en hacer algo. El congreso no ha aprobado Dream Act, ni reforma, ni siquiera pedazos y Romney no quiere comprometerse ni recordar a este grupo que el prometió vetar el Dream Act”, señaló.

Alfonso Aguilar, director del Latino Partnership for Conservative Principles y exdirector de la Oficina de Inmigración y Ciudadanía (USCIS) bajo el gobierno de Bush, calificó de “hipocresía” el que Obama echara toda la culpa al Congreso y a los republicanos, cuando ha realizado tantas deportaciones y según él, no ha luchado realmente por la reforma.

“Mucho critican a Bush, pero él mandó a su jefe de gabinete a negociar y a empujar reformas migratorias con prominentes congresistas y senadores bipartidarios, cosa que Obama no ha hecho”, dijo Aguilar.