OTAN entre Siria y Turquía

Discutirán derribo de avión militar turco por parte de artillería Siria
OTAN  entre Siria y Turquía
El ministro turco de Asuntos Exteriores, Ahmet Davutoglu, tras su entrevista en la televisión estatal TRT en Ankara (Turquía), ayer.
Foto: EFE

BERLÍN, Alemania (Notimex).- Turquía solicitó ayer a la OTAN una reunión urgente para discutir sobre el derribo del avión militar turco por Siria, mientras los equipos de búsqueda localizaron los restos de la aeronave en el mar Mediterráneo a una profundidad de 1,300 metros.

El ministro turco de Relaciones Exteriores, Ahmet Davutoglu, pidió una reunión del Consejo de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en virtud del artículo 4 de la carta de la Alianza Atlántica.

Ese artículo prevé que “cualquier aliado puede solicitar una convocatoria de consultas en cualquier momento cuando se amenace su integridad territorial, su independencia política o su seguridad”.

Turquía no invoca, por el momento, el artículo 5, que define las respuestas a tomar en caso de un ataque militar contra uno de los miembros de la OTAN.

Los países de la OTAN se reunirán el próximo martes en Bruselas para discutir el derribo de un avión de reconocimiento del Ejército turco por parte de las fuerzas sirias a petición de Ankara, confirmó poco después la vocera de la Alianza Atlántica, Oana Lungescu.

“Esperamos que Turquía realice una presentación del incidente reciente”, dijo la portavoz.

El canciller turco aseguró este domingo que el avión de reconocimiento derribado el viernes pasado por las fuerzas sirias sobre el espacio aéreo internacional, fuera del espacio aéreo sirio, no transportaba armas de ningún tipo y tenía la misión de probar un sistema de radar.

Turquía insiste en que su caza de combate F-4 fue derribado en el espacio aéreo internacional, a 13 millas de la costa de Siria, lo que contradice la versión de Damasco, según la cual sus defensas antiaéreas dispararon al avión dentro de su espacio aéreo.

El Ejército sirio argumentó que el avión había atravesado su espacio aéreo y desconocía la procedencia del aparato en el momento de abrir fuego, de acuerdo con las leyes del país, al tratarse de una amenaza no identificada.

Frente a la versión turca, Siria aseguró que el avión fue interceptado a un kilómetro de distancia de la costa y se estrelló en sus aguas a 10 kilómetros de la provincia de Latakia, según fuentes militares sirias, citadas por la agencia de noticias de su país SANA.

Este domingo, los equipos de búsqueda localizaron los restos del avión en el mar Mediterráneo a una profundidad de 1,300 metros, informaron medios turcos, entre ellos el Sunday’s Zuman.

Los restos del aparato, junto a los asientos eyectables de los pilotos, fueron localizados en aguas del Mediterráneo, informó la cadena pública turca TRT, sin precisar la distancia de la costa del lugar del hallazgo.

La emisora TRT no señaló si fueron los barcos turcos o los sirios quienes localizaron el avión, pero subrayó que los equipos de rescate de ambos países continúan la búsqueda de los dos pilotos.

El canciller iraní Alí Akbar Salehi pidió por su parte a las autoridades turcas y sirias prudencia y moderación ante la crisis originadas por el derribo del avión militar, en el marco de una conversación telefónica.

El canciller turco también ha mantenido en las últimas horas conversaciones telefónicas con sus colegas de Estados Unidos, Rusia, Francia, Reino Unido y Arabia Saudita, así como con la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, y el secretario de la Liga Árabe, Nabil Elaraby.