Destrozan a Angels

Azulejos los picotean temprano con ocho carreras
Destrozan a Angels
J.P. Arencebia, catcher de Toronto, queda colgado al filo de la baranda del dugout de los Azulejos, pero captura un foul en el octavo.
Foto: AP

TORONTO, Canadá (AP).- Yunel Escobar sacudió un jonrón de dos carreras, Brett Lawrie agregó otro de tres y los Azulejos de Toronto arrollaron ayer con paliza de 11-2 a los Angels de Los Angeles.

El abridor Henderson Álvarez (5-6) lanzó siete innings de calidad para ganar salidas consecutivas por primera vez desde el pasado 10 de mayo.

El pitcher derecho venezolano, una de las grandes promesas de los Azulejos, permitió una carrera, siete hits, con tres ponches.

El Álvarez de ayer no fue ni la sombra de aquel lanzador que dejó el montículo abriendo frente a los Medias Rojas de Boston debido a dolores en el codo el lunes pasado.

El dominicano Luis Pérez lanzó una octava perfecta para terminar de arruinar a los Angels que habían ganado 14 de sus últimos 18 compromisos.

Lawrie se fue de 4-3 y anotó tres veces antes de salir del encuentro en la séptima entrada, cuando fue reemplazado por el veterano infielder venezolano Omar Vizquel.

El receptor de Toronto, J.P. Arencibia casi se cae encima de la barandilla del dugout de su equipo cuando trataba de capturar un elevado de foul de Mike Trout en el octavo inning.

Pero el coach de tercera base de los Azulejos, Brian Butterfield y el lanzador Brett Cecil saltaron de la banca para evitarle una caída dolorosa.

“Eso fue impresionante”, dijo Lawrie. “Mantuvo su ojo en la pelota todo el tiempo y se fue tras ella sin medir las consecuencias. Fue una espectacular atrapada”, agregó.

Los Angels perdieron partidos consecutivos por primera vez desde el 3 y 4 de junio.

El partido de ayer fue uno de esos que se tienen que olvidar de inmediato.

“Fue un mal día y un mal juego para nosotros”, reconoció después el encuentro, el piloto Mike Scioscia.

“Tenemos que dar la vuelta a la página ahora mismo y seguir de frente viendo a lo que viene mañana [hoy]”, agregó Scioscia con la paciencia que le caracteriza, al menos eso es lo que enseña cuando su equipo pasa por malos momentos.

“Acabamos de recibir una paliza. Tenemos que mejorar si queremos seguir en la lucha por la postemporada”, subrayó Scioscia.

La derrota fue a la cuenta del novato Garrett Richards (2-1), quien perdió por primera vez en esta temporada tras cinco aperturas.

Richards fue vapuleado con 10 carreras, cinco de ellas sucias, y nueve hits en cuatro innings un tercio.

“Estuvimos desconectados como equipo. Fue uno de esos partidos en los que nada sale bien”, dijo Richards, que falló en su intento en recorrer cinco entradas por primera vez en calidad de abridor.

Los nueve hits es la mayor cantidad que ha recibido Richards en su corta trayectoria y las 10 carreras es la peor cifra en su contra.

“Hemos visto lo bueno de él, pero hoy [ayer] las cosas estuvieron en su contra. Está en la curva de aprendizaje y espero que haga los ajustes necesarios”, comentó Scioscia.

“Veremos a ver qué pasa y esperar que mejore en su próxima apertura”, agregó.