Siete batallas por el poder Siete batallas por el poder en México

Siete batallas por el poder en México
Siete batallas por el poder Siete batallas por el poder en México
En la vida política de México, y a través de las elecciones, la democracia ha hecho que los políticos tengan poderes inesperados.
Foto: AP

MÉXICO, D.F.- La democracia hizo de los gobernadores un poder paralelo al del presidente de la República que el próximo domingo 1 de julio se juega en siete estados del centro y sur de México: Chiapas, Distrito Federal, Guanajuato, Jalisco, Morelos, Tabasco y Yucatán con 24.8 millones de electores.

“Esta contienda es de mucho más importancia de la que el ruido de las elecciones federales permiten visualizar, advierte Raúl, analista de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (CIESAS), quien enumera un listado por relevancia.

En primer lugar porque representan el 57% del electorado nacional si se suman las elecciones de 579 diputaciones locales y 879 ayuntamientos, pero además porque los gobernadores tienen hoy en sus estados más poder que el jefe del Ejecutivo Federal: sin contrapesos en sus congresos que le impidan manipular el presupuesto a su gusto.

“Los resultados que se pronostica ahora para la presidencia de la República fue gracias a que desde sus trincheras los gobernadores articularon, organizaron y se movilizaron en sus estados”, describe Loza.

El presidente del PAN, Gustavo Madero y el candidato por la alianza Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, denunciaron estrategias de los gobernadores del PRI en Nuevo León, Hidalgo y Chihuahua en el proceso electoral para hacerse de votos extra y apoyar a los suyos con entrega de obras, comida y dinero en efectivo.

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) gobierna actualmente en 20 de las 32 entidades del país, incluyendo algunas de las más pobladas y que representan más sufragios como el Estado de México, Puebla y Veracruz y va por más.

Según las tendencias electorales se encuentra a un paso de arrebatar al Partido Acción Nacional (PAN) el estado de Jalisco uno de sus bastiones políticos en el Bajío (centro-occidente) y a Morelos (centro), aunque en este último batallan una contienda muy cerrada con el izquierdista del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Graco Ramírez.

Si los resultados le son favorables a los priistas -como adelantan las casas de sondeo- también se haría del estado de Chiapas que hoy gobierna a Movimiento Ciudadano (aliad de los perredistas) y mantendrían además Tabasco y Yucatán, para sumar así 25 estados bajo su poder.

El PAN conservaría sólo Guanajuato -con Miguel Ángel Márquez quien es hoy el candidato-, Baja California, Baja California Sur y Sonora; Sinaloa y Puebla, en coalición con el PRD, que gobernaría solo en el Distrito Federal (con el expolicía y actual aspirante Miguel Ángel Mancera) y Guerrero (sur).

“La debacle del PAN en estas entidades se explica por el desgaste -12 años al frente del Federal y la lucha contra el narcotráfico”, explica el politólogo de Flacso. “En el PRD más por sus divisiones internas aunque también ha ocurrido con los panistas”.

El PRI ha evitado las fragmentaciones con la imposición de candidatos desde los liderazgos locales; sin embargo, el PAN elige a sus candidatos en contiendas internas en donde el perdedor no siempre queda conforme.

En las elecciones de Jalisco, por ejemplo, tras un proceso abierto a la ciudadanía para elegir al cuadro de competencia para la gubernatura, el ex secretario de salud local Alfonso Patersen, impugnó ante los tribunales electorales donde finalmente la queja fue desechada a favor de Fernando Guzmán.

Actualmente el promedio de los sondeos ubican a Jorge Aristóteles Sandoval Díaz (PRI-PVEM) con 44% de las intenciones de voto, a Enrique Alfaro de Movimiento Ciudadano con 34% y Dorantes con 19%.

En el caso del PRD, la imposición de candidaturas no ha resultado tan benéfica: en Chiapas, la candidatura de la expriista Maria Elena Orantes decepcionó a una sólida estructura de antiguos izquierdistas que le pasaron la factura.

De acuerdo con la encuesta, Buendía y Laredo el candidato de la coalición del PRI-PVEM-Panal, Manuel Velasco Coello, obtendría el triunfo con 47% de la votación, 30 puntos por arriba de su más cercana rival, la aspirante de la alianza PRD-Partido del Trabajo y Movimiento Ciudadano.