Norma Bastidas: De Canadá a Mazatlán en contra la violencia

Oprah Winfrey la seleccionó como "Mamá Extraordinaria"
Norma Bastidas: De Canadá a Mazatlán en contra la violencia
Norma Bastidas, de 44 años de edad, empezó a correr para mitigar el estrés, ahora lo hace por una causa.
Foto: Suministrada

Hace poco más de dos meses Norma Bastidas emprendió una maratónica hazaña: correr las 2,600 millas desde donde vive en Vancouver, Canadá, hasta llegar a su natal Mazatlán, Sinaloa, en México.

Ahora solo le falta una semana en el recorrido programado, pero ya se encuentra en territorio mexicano con el objetivo, paso a paso, de crear conciencia en la sociedad sobre la violencia en contra de las mujeres y los niños, agravada en parte por la guerra contra el narcotráfico.

Es una larga travesía por la ruta del Pacífico que bien pudiera quedar asentada en el libro de récords Guiness, pero a ella poco le importa eso.

“No quiero que sea un recorrido que hice por mí, sino por la concientización del problema de violencia contra las mujeres y niños”, enfatizó hace unos días esta mujer de 44 años de edad.

El extraordinario esfuerzo que Norma Bastidas está siendo aplaudido por activistas que se le han unido en su causa para recabar recursos para organizaciones y apoyar a las víctimas de la violencia.

Bastidas pisó territorio sinaloense este sábado, en Los Mochis.

El recorrido inició el 20 de abril y tiene contemplado llegar a Mazatlán el próximo domingo, 8 de julio. En cada ciudad o pueblo donde descansa, se reúne con personas que luchan contra la trata de mujeres y el abuso sexual de niños.

No es nueva en esto de las largas distancias, ya que ha participado en múltiples carreras, maratones y competencias extremas, por lo que ha sido considerada como una atleta “ultramaratonista”.

Norma Bastidas empezó a correr por estrés, ya que la enfermedad que hace seis años le diagnosticaron a su hijo Karl, de 17 años de edad, le transtornó la vida. El muchacho padece de distrofia de conos y bastones, una condición que lo acerca cada vez más a la ceguera.

Entonces decidió participar en eventos atléticos para llamar la atención sobre esa enfermedad y recabar fondos para la investigación y apoyo a quienes la padecen.

Su causa fue reconocida en 2011 por el ícono de la televisión Oprah Winfrey, quien la seleccionó como “Mamá Extraordinaria” junto a figuras como la política Hillary Clinton, la actriz Julia Roberts y la periodista Christine Amanpour.

“Este proyecto en contra de la violencia a las mujeres y niños nació porque quería hacer algo por México, porque en otras partes del mundo se ve al país de manera negativa”, mencionó quien salió del país a la edad de 19 años por una oportunidad de trabajo en Japón.

A los 18 años de edad, Norma Bastidas fue secuestrada en México con fines de prostitución, pero logró escapar de la casa de seguridad donde la mantuvieron. Al irse a Japón fue atacada sexualmente en dos ocasiones. Más tarde se casó con un canadiense y aunque el matrimonio no duró se quedó a vivir en Vancouver, donde es entrenadora física y ocasionalmente trabaja como actriz.

El mensaje que quiere dar es claro: “No hay que tolerar la violencia, porque todo tipo de violencia está relacionada, si toleras un tipo de violencia, los demás tipos de violencia llegan”.

“Yo muchas veces me he quedado callada por miedo, por eso dije que esta vez lo tenía que hablar, sentí que era una responsabilidad, para que otras personas sepan que es difícil, pero que sí se puede, porque muchas personas están sufriendo en silencio, que sepan que se puede salir del sufrimiento y que pueden denunciarlo”, señaló.

Durante su trayecto dijo haber conocido a muchas personas que se le han acercado para contar sus historias y le entregan fotos de personas que fueron abusadas sexualmente para que la acompañen.

“Empecé sola en esto”, agregó, “pero no pensé que la aceptación iba a ser tan increíble”.