Tratan de digerir el triunfo del PRI

Diferentes reacciones de gente de a pie y analistas mexicanos

Tratan de digerir el triunfo del PRI
El candidato presidencial por el PRI, Enrique Peña Nieto, festeja junto a su esposa Angélica Rivera.
Foto: EFE

TIJUANA, México.- “Ya valió madre, otra vez el PRI”, fue lo que pensó Víctor Manuel Fernández, un hombre que se gana la vida como bolero cuando la tarde del domingo vio en la televisión que Enrique Peña Nieto se proclamaba presidente de México.

“Porque es regresar a lo mismo”, dijo ayer este hombre de 48 años de edad mientras lustraba los zapatos en el parque del Ayuntamiento de Tijuana, donde su enojo contrastaba con la felicidad de los funcionarios priistas que gobiernan la ciudad.

“Peña Nieto representa al nuevo PRI, con él sí vamos a avanzar, porque en estos 12 años los panistas no hicieron nada”, mencionó Luis García, un burócrata de la ciudad que dijo ser priista de hueso colorado.

– ¿Usted por qué votó por Peña Nieto?

“Pues porque siempre he votado por el PRI, en mi familia todos somos priistas”, respondió.

Así era como la población de esta ciudad fronteriza trataba de digerir ayer el triunfo del PRI en una jornada electoral de la que analistas políticos destacaron la alta participación ciudadana con el 63%, similar a las elecciones del año 2000, cuando Vicente Fox del PAN terminó con 71 años de gobiernos priistas.

“Fue una afluencia importante, significativa en comparación con la anterior, y muy competitiva pese a lo que auguraban las encuestas, que daban diferencias grandes, de hasta 16 puntos porcentuales”, apuntó Víctor Espinoza Valle, analista político del Colegio de la Frontera Norte (El Colef).

Para Espinoza, el próximo gobierno priista tendrá que enfrentarse a movimientos sociales importantes como el recién creado en contra del mismo Peña Nieto.

“Movimientos como el #Yo Soy132 tendrán un aliciente para proseguir, porque están cuestionando asuntos fundamentales del sistema autoritario como el control de la información”, mencionó.

Mario Escobedo, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de Tijuana, indicó que el proceso electoral se caracterizó por la influencia cívica de intelectuales, de los jóvenes del #YoSoy132 y del Movimiento por la Paz que encabeza el poeta Javier Sicilia.

“Ahora lo que yo esperaría es prudencia, una vez que se definan todas las candidaturas ver cual será la agenda legislativa, ya quedó atrás el proceso, ahora hay que dejar a un lado los colores”, mencionó.

Para Roberto Bravo, presidente del Consejo Binacional de Organizaciones Comunitarias (CBO) y líder de migrantes poblanos en Los Ángeles, consideró que el resultado de la elección representa una segunda oportunidad para el PRI que deberá proteger con el cumplimiento de compromisos firmados.

“Es momento para que el presidente electo y su equipo trabajen por lo que México pide, el pueblo está cansado y si no hay respuesta de esta oportunidad hasta ahí se acabó y la gente tendría que voltear a la otra opción”, comentó.

Bravo participó como observador internacional en las elecciones del domingo y consideró que no hay argumentos para hablar de fraude por lo que el siguiente paso de la comunidad mexicana en Estados Unidos será buscar una reunión con el presidente electo para crear un equipo de trabajo.

“Estamos listos para trabajar en equipo, para que incluyan a los migrantes en sus secretarías, que nos tomen en cuenta, porque ellos están seis años en el poder y nosotros seguimos en la lucha”, agregó.