Vinculan obesidad con abuso infantil

Un nuevo estudio relaciona el abuso físico con la obesidad, especialmente en mujeres afroestadounidenses.
Vinculan obesidad con abuso infantil
Hay muchas formas de perder peso y algunas son bien fáciles.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

Chicago (Notimex).- El abuso físico sufrido en la infancia y una temprana vida sexual en la adolescencia están relacionados con un mayor riesgo de padecer obesidad en la edad adulta entre las mujeres afroestadounidenses, concluyó un estudio.

La Academia Estadounidense de Pediatría, con sede en Chicago, publicó esta semana en su revista Pediatrics un análisis en el que aseguró que la adversidad en los primeros años de vida se relaciona con el tamaño del cuerpo adulto y la distribución del peso.

La investigación “Relación del abuso en niños y adolescentes con la obesidad en la edad adulta: Un estudio de salud en mujeres negras”, destacó que incluso cuando existen factores de comportamiento que explican ambas situaciones, estos no son suficientes.

Citó como ejemplo, “los comportamientos de salud, historia reproductiva, y salud mental, identifican la asociación entre abuso y obesidad, pero no por completo”.

“Nuestros datos sugieren que las adversidades en la vida temprana están relacionadas con la obesidad y el sobrepeso en la vida adulta”, precisó el estudio coordinado por Renée Boynton-Jarrett, de la Universidad de Boston, Massachusetts.

El equipo de investigadores se basó en el Estudio de Salud de las Mujeres Afroestadounidenses, iniciado en 1995 y que está en curso, y centró su análisis en datos correspondientes a 2005 de 33 mil 298 personas.

Los participantes completaron un cuestionario sobre su experiencia temprana de malos tratos y su actividad sexual, entre otros.

En la investigación también se aplicaron modelos sicológicos de regresión para obtener los índices de riesgo, controlando factores como historia reproductiva, dieta, actividad física, síntomas depresivos, y situación socioeconómica.

La revista médica en pediatría publicó también los resultados del seguimiento durante dos años que un equipo de investigadores de varias universidades estadounidenses le dieron al comportamiento de adolescentes en un proceso de intervención para el control de peso.

El equipo coordinado por Elizabeth E. Lloyd-Richardson, de la Universidad de Dartmouth, Massachusetts, siguió durante 24 meses la conducta juvenil en un programa de control de peso basado en la actividad o el ejercicio aeróbico, aplicado en forma aleatoria.

Al inicio del estudio, de 118 adolescentes obesos de 13 a 16 años de edad, el 68 por ciento de ellos mujeres, fueron elegidos con el propósito de recibir de una a dos intervenciones para la pérdida de peso.

Ambas intervenciones recibieron un tratamiento cognitivo-conductual, de 16 semanas, combinado con el ejercicio aeróbico o una terapia de actividad de aventura.

De los participantes, 89 adolescentes, 75 por ciento de la muestra original, completaron los 24 meses de seguimiento.

Durante ese tiempo se obtuvieron medidas antropométricas y psicosociales en tres periodos, a las 16 semanas, a los 12 y a los 24 meses, en un intento por analizar los múltiples factores que intervienen en el proceso.

Los autores concluyeron en la eficacia del control multifactorial para orientar el comportamiento en el proceso de reducción de peso de adolescentes, quienes mejoraron no sólo en el aspecto físico, sino en el concepto de sí mismos a través de los 24 meses de seguimiento.