Breves de Los Ángeles y California

La mexicana Anel Violeta Noriega Ríos, presunta integrante del cártel michoacano La Familia, fue detenida en California y entregada a las autoridades mexicanas en la zona fronteriza.

Según una versión periodística, Noriega Ríos, de 27 años de edad, es conocida como “La reina del crimen”, “La bonita” o “La chula” y ha sido acusada de introducir droga a Estados Unidos por mar a través de Long Beach, usando como fachada una compañía de jardinería.

La presunta narcotraficante fue arrestada por agentes de migración en la ciudad de El Monte, California -en donde vivía en un modesto departamento- por cargos de violación a las leyes migratorias.

Las autoridades de penitenciarías de California reconocieron que un error administrativo llevó a la terminación temprana de la libertad condicional de un delincuente de larga data que supuestamente apuñaló de muerte a una mujer de Santa Cruz en un ataque que, según indicaron las autoridades, ocurrió al azar.

Bob Lee, fiscal del distrito del Condado Santa Cruz, dijo que Matt Cate, Secretario del departamento de Correccionales y Rehabilitación, llegó recientemente a Santa Cruz para anunciarles a las autoridades y a la familia de Shannon Collins sobre el error.

“Es una tragedia dolorosa e indescriptible para la familia de Shannon y para nuestra comunidad”, señaló Lee.

Un grupo de derechos civiles dijo que un hombre de San Diego descendiente de somalíes quedó varado en Bahrain cuando intentaba volar a Kenya, donde le informaron que su nombre aparece en la lista de exclusión aérea de EE. UU.

La sede de San Diego del Consejo para las Relaciones entre Estados Unidos y el Islam (CAIR, en inglés) llamó la atención sobre el caso de Ali Ahmed, de 20 años, a quien se le negó la entrada a Kenya la semana pasada y luego voló hasta Bahrain.

Hanif Mohebi, director ejecutivo de CAIR, dijo que la Embajada de EE. UU. en Bahrain le dijo a Ahmed que podía regresar a su hogar, pero cuando fue al aeropuerto tampoco lo autorizaron embarcar.

Enfermeros de siete hospitales del área de la Bahía de San Francisco operados por Sutter Health abandonaron sus puestos de trabajo en una huelga de un día.

Chuck Idelson, un portavoz de la Asociación de Enfermeros de California, dijo que la huelga afectará a 3,500 enfermeros registrados y 700 técnicos respiratorios y de rayos X de las instalaciones de Sutter en los condados Alameda y San Mateo.