Aviones, trenes y autobuses al Aeropuerto Bob Hope

La construcción incluirá un puente cubierto que conectará al aeropuerto con la estación de tren, una estación de autobuses y una estructura de estacionamiento

Aviones, trenes y autobuses al Aeropuerto Bob Hope
El centro intermodal de transporte facilitará el acceso al aeropuerto en Burbank.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

Imagine un sitio donde converjan aviones, trenes, autobuses y vehículos para alquilar. Así será el Aeropuerto Bob Hope de Burbank a partir del verano de 2014, cuando concluyan las obras de un nuevo Centro intermodal de transporte regional (RITC por sus siglas en inglés) que dieron comienzo el viernes por la mañana.

El futuro centro RITC , ubicado a lo largo de la avenida Empire, frente a la estación de tren Bob Hope, permitirá que múltiples tipos de transportación confluyan en una misma localidad.

La construcción incluirá un puente cubierto, con pasillo con banda mecánica que conectará al aeropuerto con la estación de tren, una estación de autobuses, una estructura de estacionamiento y un edificio de tres pisos destinado a la renta de automóviles.

“Será conveniente para los pasajeros y conveniente para el sur de California, porque reducirá el tráfico, al ofrecer mayor transporte público”, aseguró Chris Holden, Presidente de la Autoridad del aeropuerto cuya jurisdicción es compartida por las ciudades de Burbank, Glendale y Pasadena.

El proyecto de 112.6 millones de dólares proveerá 600 trabajos de tiempo completo, durante la construcción. El departamento de agua y energía instalará en el techo del centro RITC paneles solares que generarán 1.5 megawatts de energía limpia. La estructura será construida sobre una base de extra protección para terremotos, convirtiendo al RITC en un centro de operaciones para emergencias.

El centro ofrecerá más opciones de transporte, público y privado, explicó Michael Antonovich, Presidente de la Junta de la Autoridad Metropolitana de Transporte, miembro de la Junta de Supervisores del condado de Los Ángeles, miembro de la Junta de la Autoridad Regional Ferroviaria del Sur de California.

Antonovich indicó que el proyecto no estaba relacionado con la medida R y expresó su oposición a la misma. “Nos oponemos a la manera en que está escrita porque sólo incluye subterráneos. Queremos una medida que incluya transportación regional”, dijo.

Brad Sherman , Representante del Distrito 27, coincidió con Antonovich. “Nuestra propuesta es que extiendan la línea Roja tres millas y media, para poder conectar el aeropuerto con North Hollywood, y que también extiendan la línea verde y la línea dorada”. En la actualidad, la línea verde llega cerca del Aeropuerto Internacional LAX, pero no es directa y es necesario tomar una camioneta de conexión.

“Somos la única región del país en la cual no existe una conexión directa entre aeropuertos y trenes”, dijo Antonovich. “Un proyecto de construcción de 30 años, no tiene ningún sentido, porque para ese entonces, el único lugar adonde nos podrá llevar es a Forest Lawn”, dijo bromeando, refiriéndose al célebre cementerio y a la proyección de obras de la Medida R.

“La región está lista ya para un mejor sistema de transporte, el sistema que tuvimos en el pasado y que fue disuelto”, opinó Frank Quintero, Alcalde de Glendale.

Se espera que con el nuevo centro intermodal se reduzcan aproximadamente 700,000 viajes anuales en automóvil y se reemplacen con el uso de transporte público.