Unidos para mejorar casas

El Día de Orgullo Comunitario es el tercer evento que se ha llevado a cabo en los últimos tres meses bajo el patrocinio de la organización Servicios de Viviendas para las Comunidades de Los Ángeles

Unidos para mejorar casas
El concejal por el Séptimo Distrito, Richard Alarcón ayuda a Lupe Hernández a pintar el exterior de la casa de esta.
Foto: Aurelia Ventura / La Opinión

La crisis económica no ha mermado el entusiasmo de los residentes de algunas ciudades para unirse y mantener sus vecindarios en buen estado, especialmente con la ayuda de autoridades locales y organizaciones sin fines de lucro.

Esto fue lo que demostraron los residentes de la cuadra 1200 de la calle Amboy, en Pacoima, quienes ayer decidieron formar un equipo de trabajo para ayudar con la limpieza y remodelación externa de varias casas de su cuadra. El evento se denominó Día de Orgullo Comunitario.

El Día de Orgullo Comunitario es el tercer evento que se ha llevado a cabo en los últimos tres meses bajo el patrocinio de la organización Servicios de Viviendas para las Comunidades de Los Ángeles (NHS). El mismo contó con el apoyo de miembros del Concilio Comunitario de Pacoima y del concejal por el Séptimo Distrito, Richard Alarcón. El Séptimo Distrito abarca las comunidades de Pacoima, Lake View Terrace, Panorama City, Mission Hills, North Hills y Sylmar.

“Estamos en medio de una crisis de ejecución hipotecaria pero eso no significa que no podamos poner de nuestra parte como individuos para que nuestras comunidades tengan un mejor aspecto”, dijo Alarcón, poco antes de comenzar la actividad.

Entre las actividades que se llevaron a cabo estuvieron reparaciones básicas en las casas de la cuadra, pintura del exterior de las mismas y remoción de escombros y otro tipo de desechos relacionados con las reparaciones. Para ello contaron con cuadrillas de voluntarios, compuestas por miembros del personal del concejal Alarcón y de la alcaldía, trabajadores del Banco de América e integrantes de Remax Angel Team, un grupo inmobiliario que colabora con el NHS, personas de la comunidad así como los dueños de las casas reparadas.

Tres casas fueron seleccionadas para las reparaciones y pintura exterior. Como norma, la NHS selecciona casas en la misma cuadra para mostrar señales de mejoramiento del vecindario y animar a otros residentes a hacer lo mismo. El servicio es totalmente gratuito.

“Nos parece un buen programa aunque a mi al principio no me parecía que eso iba a ser gratis”, dijo riéndose Paula García, quien junto con su esposo Juan Anguiano y sus tres hijos, viven en una de las casas escogidas para las reparaciones. “Mi hijo Juan Carlos fue el que trajo la información y el encargado de escoger el nuevo color de pintura para la casa”.

El concejal Alarcón también formó parte de una de las cuadrillas de pintura, las cuales habían estado trabajando durante casi dos semanas y ayer estuvieron dando los toques finales a las mismas. Su dueña, Lupe Hernández, no lo podía creer cuando le avisaron que el concejal estaría en su casa ayudando con los últimos toques de pintura.

“Es un proyecto para el que no tengo palabras para dar las gracias”, dijo Hernández de 47 años, quien vive con su hijo Alejandra, su hijo Erick y su nieta Sofía, de nueve meses. Ella ha vivido toda su vida es esa misma casa, lo cual considera una bendición, en una época en que el país atraviesa por una crisis de ejecución hipotecaria.

La NHS ha auspiciado este tipo de evento durante más de 28 años. Es una organización sin fines de lucro que también ofrece asesoramiento en la adquisición de viviendas mediante talleres de educación en las que los futuros propietarios aprenden sobre crédito y presupuesto, como encontrar la vivienda apropiada, proceso de cierres, entre otros. Asimismo, ofrecen asesoría a las personas cuyas casas se encuentran en proceso de ejecución hipotecaria.