Fue ‘patrón’ con muchas caras

'Pablo Escobar: El patrón del mal' inicia hoy su andadura
Fue ‘patrón’ con muchas caras
Juan Camilo Ferrand es el guionista de 'Pablo Escobar: El patrón del mal'.
Foto: Telemundo

La Reina del Sur tiene en Pablo Escobar, El patrón del mal a un nuevo enemigo, en cuestiones de audiencia.

“Si de aquí a cinco años, yo no tengo un millón de pesos en el bolsillo, me doy un tiro”, dice el protagonista durante el primer capítulo.

La nueva serie relatará, desde esta noche por Telemundo, la vida personal e ilícita de uno de los capos de la droga más populares del mundo partiendo de su niñez, en los años 60, hasta sus múltiples asesinatos y exportación de toneladas de cocaína a Estados Unidos y Europa en la década de los 80.

“Por lo que ha pasado en la televisión hispana [recientemente] con los ejemplos de las historias de narcotráfico -a El cartel y La Reina del Sur les fue muy bien en Telemundo, y a Las muñecas de la mafia y El capo les fue muy bien en TeleFutura-, siento que esas [series] le van a abrir el camino a esta”, dijo el libretista de este nuevo proyecto, Juan Camilo Ferrand, durante una presentación especial a los medios en Universal Studios.

“Lo que habíamos hecho en ese entonces era narrar historias de narcotráfico pero nos hacía falta la más grande con la cual Colombia o los narcotraficantes colombianos eran conocidos”, agregó.

El también guionista de El cartel, La diosa coronada y Las muñecas de la mafia declaró a este diario que el gran atractivo de estos “narcoproyectos”, como llamó él a las series con el narcotráfico como tema central, está en el morbo público.

“Ver un mafioso en la televisión es divertido y la gente quiere decir: ‘Aquí es como voy a conocer la verdadera historia detrás de los mafiosos y no lo que dicen los noticieros o el periódico’. Creo que por eso a la gente le gusta”, expresó a este diario.

Desde las primeras escenas de la serie, que está basada en el libro La parábola de Pablo, del colombiano político Alonso Salazar, la muerte, la violencia, la pobreza y la ambición van a la mano con aspectos culturales y familiares de un varón que, desde niño, demuestra ser travieso pero también miedoso, cuya madre le tiene que recordar que “los hombres no lloran” para no hacerlo.

“Uno de los grandes valores es que sea tan colombiana. Pablo Escobar era ‘paisa’ y la serie tenía que ser ‘paisa'”, dijo el escritor defendiendo la idisioncracia idiomática de la serie que protagonizan Andrés Parra como Pablo Escobar y Angie Cepeda como Regina Parejo, su amante.

Ferrand comentó que adaptó el guión de 63 capítulos pensando en “los que estaban vivos y los que no estaban vivos cuando eso ocurrió. No es solo la historia del mafioso, sino que también desarrolla la historia de los héroes, desde los periodistas a los coroneles”, explicó.

Aseguró que a pesar que esta historia fue creada por Juana Uribe y Camilo Cano, cuyos familiares fueron asesinados o secuestrados por Escobar, se mostrarán “las dos caras de la moneda” y que no quiere “manipular a la audiencia” al influenciar la imagen que esta pueda tener de Escobar.

“El personaje es de una trascendencia que no tenía ninguna otra serie. Uno dice Pablo Escobar y hasta en Polonia saben quién es, lo cual no pasa con El capo, y el personaje es la mayor diferencia. [La serie] no existía porque nadie se atrevía hacerla, porque es muy compleja, con tan solo conocerla de fuera. Tuvieron que pasar 19 años de la muerte de Pablo Escobar para que nos atreviéramos a hacerla. Ni Hollywood ha podido”, comentó.

Y pronosticó que también servirá para entender una problemática que sigue siendo vigente.

“Yo no peco de optimista, pero tengo la casi certeza que la gente la va a recibir muy bien y [el tema] es muy contemporáneo con lo que está pasando en México, por ejemplo, y nos va a servir a toda la audiencia a entender, no solo lo que pasó en Colombia, sino lo que está pasando en México”, comentó.