¡En el séptimo cielo!

Federer, ahora #1, conquista ante Murray su Wimbledon 7

Roger Federer levanta la copa de campeón tras su victoria sobre el escocés Andy Murray en el Torneo de Wimbledon.

Roger Federer levanta la copa de campeón tras su victoria sobre el escocés Andy Murray en el Torneo de Wimbledon. Crédito: EFE

WIMBLEDON, Inglaterra (AP).- Una vez que el techo de la cancha central estuvo cerrado, nada pudo impedir que Roger Federer ganara su séptimo título de Wimbledon.

El suizo de 30 años finalmente empató el récord del estadounidense Pete Sampras en el All England Club al ganar su séptimo título en Wimbledon y su 17mo Grand Slam tras superar ayer 4-6, 7-5, 6-3, 6-4 a Andy Murray.

“Ha salido todo bien tantas veces durante años aquí en Wimbledon cuando hago mi mejor esfuerzo en semifinales y finales”, dijo Federer.

“No puedo estar más feliz. Se siente muy bien estar de regreso aquí como triunfador”, indicó.

Una vez que un tiro de derecha de Murray salió fuera por amplio margen para el match point, Federer se desplomó en el césped con lágrimas en los ojos.

Rápidamente se levantó y fue a estrecharle la mano a su rival británico en la red.

En los palcos de jugadores, la esposa de Federer y sus hijas gemelas festejaron y sonreían mientras el suizo tomaba asiento para esperar otra ceremonia de coronación en Wimbledon.

“Cuando el techo se cerró jugó un tenis increíble”, dijo Murray.

Federer se colocó ahora 17-7 en finales de Grand Slam, incluyendo 7-1 en Wimbledon. Murray cayó a 0-4 en finales importantes, con tres de esas tres derrotas ante Federer.

“Es asombroso. [El triunfo] me equipara a Pete Sampras, que es mi héroe”, dijo Federer, que perdió en cuartos de final en el All England Club en 2010 y 2011.

“Se siente agradable”, afirmó mientras agarraba el trofeo que sólo Sampras ha sostenido tantas veces en la era modera. “Es como si nunca me hubiera dejado”.

Además de Sampras, William Renshaw, jugador de la década de 1880, también ganó siete títulos de Wimbledon, pero lo hizo en una época en que al campeón defensor se le daba un pase a la final del siguiente año.

El partido de ayer fue la primera final en singles que es jugada bajo techo, el cual se inauguró en 2009.

Gran Bretaña ha esperado 76 años para que un británico se corone en la final masculina en el All England Club y las expectativas sobre Murray eran enormes.

Miles de aficionados vieron el partido en una pantalla gigante en la “colina Murray”, pero abandonaron el lugar sin tener un campeón del país.

Dentro del estadio, la esposa del príncipe Guillermo, Kate, estaba sentada en el palco real junto con el futbolista David Beckham, el primer ministro británico David Cameron y un grupo de excampeones de Wimbledon.

Muchos también se fueron un poco decepcionados.

“Me estoy acercando”, dijo Murray al público después del partido, con la voz entrecortada y lágrimas en los ojos.

“Todos hablan siempre sobre la presión de jugar en Wimbledon, cuán dura es”, agregó.

“No quedó por los espectadores. Ellos han facilitado mucho el jugar. El apoyo ha sido increíble, gracias”, dijo Murray.

Con esta victoria, Federer recuperó el número 1 del escalafón mundial sobre el serbio Novak Djokovic, lo que le permite igualar el récord de Sampras de 286 semanas como el mejor jugador del mundo.

“Nunca dejé de creer. Empecé a jugar más, incluso a pesar que tengo una familia”, dijo Federer. “Todo salió bien. Paso por un muy buen momento, tengo mucha confianza y todo se juntó. Así, este es un momento mágico para mí”.

El checo Ivan Lendl, ocho veces campeón de torneos Grand Slam, entrena a Murray. Lendl también perdió sus cuatro primeras finales en torneos major.

Al principio del encuentro, Murray fue quien dictaba las condiciones y ganó los puntos difíciles; le rompió el saque a Federer en el primer set y luego volvió a romper el servicio al final del parcial.

Fue el primero “y único” set que ha ganado el británico en sus cuatro finales en torneos major.

La segunda manga estuvo mucho más pareja, e incluso ambos rompieron servicios temprano pero no pudieron capitalizarlos.

Sin embargo, Federer finalmente lo logró en el game final, con un drop de revés y volea a la que Murray no pudo llegar.

Ambos mantuvieron el saque fácilmente al arranque del tercer parcial, pero empezó a llover abruptamente y el partido se suspendió durante 40 minutos.

Poco después de volver a la cancha la balanza se fue solamente de un lado.

Con Federer arriba 3-2 jugaron un game de 26 puntos durante 20 minutos en el que finalmente el suizo consiguió su sexto punto de quiebre, después de que Murray se cayó tres veces al césped.

Federer perdió apenas 5 puntos con su servicio en ese set.

Suscribite al boletín de Deportes

Recibe gratis el boletín de deportes que un verdadero fan no se puede perder

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Google Política de privacidad y Se aplican las Condiciones de servicio.

¡Muchas gracias!

Más sobre este tema
Contenido Patrocinado
Enlaces patrocinados por Outbrain