Breves de Los Ángeles y California

El exalcalde de la ciudad de Cudahy David Silva, de 61 años,-vapuleada por la corrupción- y el exencargado municipal Ángel Perales, de 43 -que se desempeñó en su cargo durante un período- dijeron que se declararán culpables de soborno y extorsión por haber apoyado la apertura de un dispensario de marihuana con fines medicinales, informaron las autoridades. Ambos se declararán culpables de un cargo de soborno y extorsión conforme a los acuerdos legales presentados ayer jueves. Cada uno enfrenta una pena de 30 años en la cárcel.

La oficina del secretario de Justicia de California acusó al médico Conrad Murray de incompetencia y negligencia en un intento por revocarle permanentemente el permiso para ejercer medicina. Murray, el médico sentenciado por homicidio involuntario en relación con la muerte de Michael Jackson ocurrida en 2009, tiene por ahora su licencia suspendida. Las licencias que entran en ese estado pueden ser renovadas, pero las licencias revocadas no. Murray, de 59 años, fue sentenciado a cuatro años de prisión y encarcelado en noviembre después de que los fiscales señalaran que incumplió con el criterio médico al acceder a los pedidos del astro pop para usar un anestésico quirúrgico para conciliar el sueño. El médico apeló la sentencia.

Las tiendas de venta de marihuana con fines medicinales de Palm Springs deben colocar la licencia expedida por la municipalidad en el frente de sus locales. El diario The Desert Sun de Palm Springs informa que el Concejo Municipal aprobó por unanimidad una ordenanza de carácter urgente que exige dicha colocación de las licencias a fin de garantizar a los pacientes que los dispensarios de marihuana están funcionando legalmente. La ley está dirigida a los dispensarios que abrieron sin licencia municipal para operar.

Las personas jubiladas de Stockton entablaron una demanda contra esta ciudad en quiebra con el objetivo de frenar los recortes a sus beneficios de salud. Stockton ha informado a los jubilados, a quienes se les había prometido beneficios de este tipo de por vida, que ahora deberán comenzar a pagar las primas o la cobertura médica quedará cancelada.

Un hombre que fue arrestado por golpear a un aficionado de los Gigantes de San Francisco fuera del estadio Dodger el año pasado, pero a quien luego se le retiraron los cargos, entabló una demanda por difamación en contra del Departamento de Policía de Los Ángeles. Giovanni Ramírez inició el proceso el miércoles en el Tribunal Superior de Los Ángeles. El abogado de Ramírez insiste en que su cliente nunca estuvo en el estadio Dodger, pero la policía alegó durante meses que habían arrestado al sospechoso correcto. Desde entonces, otros dos hombres fueron arrestados y acusados de la golpiza a Bryan Stow.