EE.UU. entorpece apelación de espía

El agente Gerardo Hernández cumple dos cadenas perpetuas

La Habana.- Cuba acusó hoy a Estados Unidos de entorpecer el proceso de apelación del agente Gerardo Hernández, quien cumple en ese país dos cadenas perpetuas acusado de espionaje.

Una declaración del Ministerio de Relaciones Exteriores dijo este jueves que la “nueva maniobra obstruccionista” priva a Hernández de “uno de los pocos derechos que tiene como prisionero en Estados Unidos”.

El texto abundó que la “nueva arbitrariedad” de las autoridades estadunidenses tiene “el propósito de obstruir su proceso legal”.

Hernández fue apresado por la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en 1998 y condenado en un juicio en Miami en 2001, acusado de espionaje junto con los también agentes Ramón Labaniño, Fernando González, Antonio Guerrero y René González.

La declaración cubana relató que el pasado 7 de julio, funcionarios isleños que habían sido autorizados por el Departamento de Estado a realizar una visita consular al recluso se vieron imposibilitados de hacerla.

Ello, según la versión de la cancillería, bajo el supuesto argumento de que el memorando del jefe del centro penitenciario de Victorville, en California, aprobando su ingreso a la prisión, no estaba disponible en la recepción.

“El 9 de julio, Martin Garbos, uno de los abogados defensores de Gerardo, que tenía previsto realizar una visita legal para revisar en conjunto con él los documentos referidos a su actual proceso de apelación colateral, no pudo hacerla”, agregó.

En la moción presentada por Garbos, había pedido una audiencia oral y la entrega por las autoridades gubernamentales de evidencia adicional que permita investigar más sobre esos acontecimientos.