Mueren 11 en eventos violentos

MONTERREY, México (EFE).- Cinco personas murieron ayer en Ciudad Victoria (Tamaulipas), como consecuencia de enfrentamientos entre militares y presuntos delincuentes y seis más fallecieron en Monterrey (Nuevo León) en distintos actos violentos, informaron fuentes oficiales.

En la capital del norteño estado de Tamaulipas los choques se produjeron después de que una patrulla militar intentara efectuar un registro a un vehículo en el que transitaban hombres armados; este se dio a la fuga y comenzó así una persecución por las calles de Ciudad Victoria.

La Fiscalía estatal informó que poco después de las 2:00 de la tarde, hora local (7:00de la noche, hora del meridiano de Grenwich) se inició la persecución, con detonaciones de armas de grueso calibre cuando los presuntos delincuentes trataban de escapar de las fuerzas armadas.

A la camioneta que en principio se dio a la fuga se unieron otros vehículos más con presuntos delincuentes armados a bordo, que huían de los agentes de la Fiscalía estatal y de los militares.

El saldo reportado hasta el momento es de al menos tres automóviles de civiles dañados por la persecución, que se extendió por numerosas avenidas de la capital de Tamaulipas.

La Fiscalía del estado informó que tres presuntos delincuentes quedaron sin vida a manos de las fuerzas militares en una plaza, mientras que en otra avenida quedaron otros dos presuntos delincuentes muertos.

En el también norteño estado de Nuevo León murieron esta tarde seis personas en la capital Monterrey, entre ellas dos agentes de tráfico, según informó la Agencia Estatal de Investigaciones (AEI).

Esta fuente dijo a Efe que en torno a las 16.20 hora local (21.20 GMT) se produjo el primer suceso, cuando presuntos delincuentes llegaron a un domicilio y acribillaron a tiros a dos menores de edad de 15 y 16 años y a un tercer hombre de 30 años.

Se informó además de que en otro hecho ocurrido unos minutos después, hombres desconocidos secuestraron y decapitaron a otro individuo, dejando su cuerpo sobre una calle de una avenida.

Sobre un puente se encontró después una cabeza que se presume pertenecía al cuerpo hallado previamente y a cien metros de este puente se encontraron otros dos cuerpos de los agentes de tráfico, aunque aún no se sabe si estos dos eventos están relacionados.

Los agentes, fueron asesinados cuando realizaban una inspección de rutina a un coche del que salieron los presuntos asesinos.

La ciudad de Monterrey registra una violencia inusitada por la pelea que existe por “la plaza” entre el Cartel del Golfo y el de los Zetas, misma que el año pasado dejó casi 2.000 muertos.