Ban condena ‘atroz’ matanza de Tremseh Ban condena ‘atroz’ matanza de Tremseh y pide acción al Consejo de Seguridad

Secretario general de la ONU pide acción al Consejo de Seguridad de ese organismo

Guía de Regalos

Ban condena ‘atroz’ matanza de Tremseh    Ban condena ‘atroz’ matanza de Tremseh y pide acción al Consejo de Seguridad
Escena de la violencia en Siria, donde un coche bomba explotó en Mazzeh, Damasco. ayer.
Foto: EFE

NACIONES UNIDAS, Nueva York (EFE).— El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, condenó ayer “en los términos más enérgicos” la “atroz” masacre ocurrida el jueves en la ciudad siria de Tremseh, en la que murieron unas 200 personas, y pidió al Consejo de Seguridad que actúe como sea necesario para detener la crisis en Siria.

“Condeno esta atroz escalada de la violencia en los términos más enérgicos posibles”, dijo Ban en una carta remitida al Consejo de Seguridad, a cuyos miembros pidió que ejerzan “su responsabilidad” y tomen las “acciones colectivas necesarias bajo la carta de Naciones Unidas” para frenar la situación.

El secretario general mostró su condena al uso de “armamento pesado” por el Gobierno de Bachar al Asad “en violación” de las resoluciones 2,042 y 2,043 del Consejo de Seguridad, y pidió de nuevo a los países que lo integran que aumenten su presión sobre el régimen para que cumpla con sus obligaciones.

Junto a la carta del secretario general, el máximo órgano de decisión de la ONU recibió también una misiva del enviado especial Kofi Annan, quien acusó al régimen de Al Asad de haber aumentado sus operaciones militares en pleno “desacato” de las resoluciones aprobadas por el Consejo de Seguridad.

Annan acusó a Siria de usar “artillería, tanques y helicópteros” en la masacre, algo que ha confirmado la Misión de Observación de Naciones Unidas en Siria (UNSMIS) y lo que supone “una violación de las obligaciones del Gobierno y sus compromisos con el cese del uso de armamento pesado en centro de población”.

“El Gobierno ha aumentado sus operaciones, mediante bombardeos, infantería mecanizada y el uso de disparos desde helicópteros en zonas como centros urbanos”, añadió el enviado especial, que se refirió a la situación actual en Siria como “otro triste recordatorio del desacato que sufren las resoluciones” del Consejo.

Annan recordó a los miembros del máximo órgano internacional de seguridad, que negocian estos días una nueva resolución sobre Siria, que deben enviar “el mensaje a todas las partes de que habrá consecuencias a quienes no cumplan” con su plan de paz.

“Es imprescindible y no podría ser más urgente a la luz de los últimos acontecimientos”, remachó el ex secretario general de la ONU, quien el pasado miércoles ya pidió al Consejo que actuara para presionar al Gobierno y a la oposición para que cumplan con su plan de paz e inicien el plan de transición que ha propuesto.

Unas 200 personas murieron el jueves en Tremseh, localidad ubicada en el bastión opositor de Hama, por bombardeos del Ejército y disparos de matones y otras fuerzas leales al régimen sirio, según los opositores, si bien el régimen culpó del suceso a supuestos grupos terroristas.

Entre tanto, el Consejo de Seguridad de la ONU mantenia ayer reuniones a nivel de expertos sobre la propuesta occidental para lograr una resolución sobre Siria que aumente la presión, en forma de una amenaza de sanciones, sobre el régimen de Al Asad para que este detenga la violencia y cumpla con el plan de Annan.

Los 15 miembros del Consejo se reunieron el jueves sin alcanzar apenas acercamientos, ya que Rusia se opone directamente a incluir esa amenaza de sanciones, y se prevé que ayer se reanudarían los contactos ya sólo entre los miembros permanentes -China, Estados Unidos, Francia, Reino Unido y Rusia-.

Fuentes diplomáticas señalaron ayer que todavía no ha habido acercamientos destacables entre los países occidentales y Rusia en cuanto al texto y esperan que las negociaciones se alarguen al menos hasta el miércoles, cuando está previsto votar sobre la renovación de los observadores, cuyo mandato expira el 20 de julio.