Fotógrafo mexicano acusado de matar esposa es exonerado

"Llevábamos 7 meses de separación e inmediatamente la familia pidió al ministerio público que se me hiciera culpable de homicidio alegando que yo le daba malos tratos”.

Guía de Regalos

Fotógrafo mexicano acusado de matar esposa es exonerado
Dorantes junto a su esposa Alejandra Dehessa y Cuauhtémoc Cárdenas.
Foto: www.sergiodorantes.com

México, 13 de Julio.- El fotógrafo mexicano Sergio Dorantes Zurita, excolaborador de Newsweek, fue exonerado del asesinato de su esposa, ocurrido en 2003, por el cual huyó a Estados Unidos, fue capturado, encarcelado y a la postre declarado inocente.

Dorantes explicó hoy en una entrevista con la emisora Radio Fórmula que luchó el caso ante la justicia mexicana “para limpiar” su nombre y “tratar de sentar un precedente legal”, así como para “evitar que el ministerio público (fiscalía) de la capital siga fabricando testigos y arruinando la vida de inocentes, como lo hicieron conmigo”.

El 4 de junio de 2003, la esposa de Dorantes Zurita, Alejandra Patricia Dehesa Pérez, de quien se estaba separando, fue asesinada en las oficinas de la revista Newsweek en Ciudad de México, donde trabajaba como administradora.

“Nosotros llevábamos siete meses de separación e inmediatamente la familia pidió al ministerio público (fiscalía) que se me hiciera culpable de homicidio alegando que yo le daba a ella malos tratos”, explicó el fotógrafo.

Se abrió una investigación del caso y en enero de 2004 la fiscalía de la capital emitió una orden de arresto contra Dorantes, quien decidió huir de México.

En diversas entrevistas durante estos años, el reportero gráfico se declaró inocente y dijo que se fabricaron pruebas en su contra.

El 20 de febrero de 2007 fue detenido en EE.UU., encarcelado en Santa Rita y en la prisión de máxima seguridad Oakland (California), y en octubre de 2008 entregado a las autoridades mexicanas, que le encarcelaron en el Reclusorio Oriente de la capital.

Luis Eduardo Sánchez Martínez, único testigo del caso, imputó a Dorantes Zurita pero admitió más tarde que había mentido y enfrentó un proceso por falsedad de declaración, explicó hoy el fotógrafo.

La fiscalía usó esa declaración falsa como “la única evidencia” en contra de Dorantes, quien dijo haber enfrentado “un proceso muy tortuoso”.

“A mi defensa le hicieron la vida imposible pero ellos tuvieron una gran habilidad para, poco a poco, ir desacreditando cada uno de los argumentos” de la fiscalía de Ciudad de México, agregó.

El imputado explicó que el juez XXIV de lo penal, Joel López Núñez, “hizo un trabajo excelente corrigiendo todos los errores de los jueces anteriores” y el 30 de marzo de este año lo absolvió, sostuvo.

Ese fallo fue ratificado el pasado 6 de julio por el Tribunal Superior de Justicia del Distrito Federal, que en segunda instancia “absolutamente” confirmó la sentencia y lo liberó.

Dorantes Zurita señala que ahora estudia crear una organización para tratar de apoyar a personas inocentes que en México están falsamente condenadas a penas de cárcel.

“Yo lo viví y conocí a muchos de ellos cuya vida ha sido arruinada por la corrupción imperante que está profundamente enraizada en el ministerio público y en la llamada policía de investigación”, apuntó Dorantes.

Del asesino de quien fuera su esposa dijo no saber “dónde se encuentra y temo que ese asunto, como es muy común en México, quede impune”.

“Debe estar muy contento de que las autoridades no le han tocado y que es un caso más de la impunidad imperante en nuestro sistema de justicia”, concluyó. AP