Migrantes tendrán sitio para comer y descansar

Abren nuevo albergue temporal en México con servicios reducidos

El nuevo refugio temporal, en el Municipio de Tultitlán, acogerá  a los inmigrantes provenientes de Centroamérica que van hacia Estados Unidos. Durante el primer día de operaciones se atendieron a cerca de 100 migrantes en el albergue.
El nuevo refugio temporal, en el Municipio de Tultitlán, acogerá a los inmigrantes provenientes de Centroamérica que van hacia Estados Unidos. Durante el primer día de operaciones se atendieron a cerca de 100 migrantes en el albergue.
Foto: EFE

Tultitlán, Méx., (Notimex).- Ayer por la mañana fue instalado un albergue provisional para apoyar a los migrantes, que en su viaje rumbo a la frontera norte pasan por la zona de Lechería, en este municipio del Estado de México.

Este albergue provisional, a cargo del padre Alexander Rojas, fue habilitado debajo del puente de la avenida Independencia, en la colonia del mismo nombre, cerca del tren suburbano, a una distancia de 2.6 kilómetros de donde los migrantes bajan del tren.

En su primer día de operaciones han sido atendidos cerca de 100 migrantes, pero conforme pasan las horas el arribo de quienes buscan este apoyo se incrementa.

El padre Rojas informó que este albergue es únicamente para brindar apoyo sólo de descanso por algunas horas para los migrantes que vienen de centroamérica. En este sitio se les dará alimentación y atención médica.

“Los migrantes van a tener derecho a la comida, pero para ir solventando esta necesidad y ante el flujo migratorio tendrán derecho a la comida y descansar un rato, pero no se podrán quedar ahí, será más bien una brigada de alimentación”, dijo.

Este albergue provisional cuenta con un inmueble con una carpa de 600 metros cuadrados, seis baños, regaderas, sillas y colchonetas, además de un operativo de seguridad con policías municipales.

El padre Alexander Rojas pidió a las personas interesadas en apoyar con alimento y ropa a estos migrantes que acudan en orden y se aseguren de canalizar la ayuda con los encargados para evitar problemas.

El sacerdote precisó que mantienen pláticas con la Secretaria de Gobernación y los gobiernos del estado y municipio para ubicar en la localidad un predio que cuente con las condiciones que permitan abrir una nueva casa del migrante donde se ofrezca una mayor asistencia.

Cabe recordar que, el pasado lunes, la diócesis de Cuautitlán, determinó cerrar la casa del migrante de San Juan Diego, en Lechería, ante la inconformidad de los vecinos por la inseguridad que se generaba en la zona y luego de que se registrara un enfrentamiento entre habitantes e indocumentados ajenos a este albergue.

Las autoridades han estado buscando una solución permanente al problema en esta comunidad.