Catrachos buscan destacar

Catrachos buscan destacar

LONDRES/AP – El mayor legado de Honduras al fútbol mundial está empañado por una guerra. Ahora los futbolistas del país centroamericano ven en el fútbol olímpico la oportunidad de establecer una tradición positiva.

La llamada “Guerra del fútbol” de 1969 entre Honduras y El Salvador, librada a causa de un territorio disputado, estalló después de un partido de clasificación mundialista. Miles de personas murieron en el breve conflicto.

Desde entonces, Honduras no se ha lucido precisamente en los torneos internacionales grandes. Pero una nueva camada de futbolistas jóvenes creen que pueden hacer buen papel en el fútbol olímpico en Londres. Honduras integra el Grupo D con España, Japón y Marruecos.

“Queremos romper esta maldición en la que algunos dicen que no podemos pasar de la primera rueda”, comentó el arquero hondureño José Mendoza. “Nuestro primer objetivo es clasificarnos para la rueda siguiente como para ir por una medalla”.

Honduras se ha clasificado dos veces a las copas mundiales, en 1982 y 2010. En los dos torneos terminó último en su grupo sin ganar un solo partido.

Los catrachos han tenido algunos momentos de gloria, como cuando ganaron el campeonato de la CONCACAF en 1981 en su tierra. Y obtuvieron un halagador tercer puesto en la Copa América del 2001. Pero los halagos han sido pocos.

La misión del técnico Luis Fernando Suárez ha sido transformar el equipo en un competidor serio en las olimpíadas.

El colombiano Suárez, quien el año pasado se hizo cargo del equipo olímpico y de la selección nacional, condujo a Ecuador a octavos de final en la Copa Mundial del 2006.

Ahora los jugadores hondureños sueñan con avanzar un poco más. El equipo cobró confianza en un campamento de entrenamiento en Austria, donde vencieron en partidos de preparación a Gabón, Emiratos Arabes Unidos y Egipto.