Estudiantes luchan por sus derechos en Lennox

Padres e hijos defienden posición de dos maestros despedidos.
Estudiantes luchan por sus derechos en Lennox
Los maestros Mark Friedman y Sonia Del Pino, se preparan para presentarse ante Green Dot Public Schools.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinion

Varios miembros de la comunidad a la que pertenece la preparatoria chárter Animo Leadership en Lennox, se encuentran dolidos ante lo que ellos describen como “una violación al derecho de expresión de los estudiantes” por parte de los directivos de esta escuela.

Esta es la razón por la que algunos alumnos, padres y líderes comunitarios se presentaron el miércoles ante la junta directiva de Green Dot Public Schools, que opera esta y otras 17 escuelas chárter en el Condado de Los Ángeles, para exigir una disculpa por las represalias que supuestamente la administración tomó contra estudiantes que se manifestaron públicamente en rechazo al despido de la maestra Sonia Del Pino, a principios del mes de mayo.

Dicha situación fue solo el comienzo, que luego escaló con la suspensión de otro maestro, Mark Friedman, y con las represalias que algunos estudiantes han experimentado desde entonces.

Así lo asegura Rosa de la Torre, madre de una estudiante de Animo, que se manifestó para defender a Friedman, cuando este fue disciplinado y suspendido por haber apoyado las protestas de los estudiantes.

“Yo he visto por mi misma como han acosado a mi hija. El día de la graduación mi hija llevaba un cartel que decia: ‘Dónde esta Mr. Friedman’, y solo por eso no la dejaron entrar y hasta fue perseguida por el guardia de seguridad del plantel”, dijo la madre con molestia y preocupación, mientras se disponía a entrar a la reunión.

“Vengo a hablar por mi hija y por otros estudiantes y padres que estamos muy molestos con esta situación”, agregó.

“No es justo lo que esta pasando con Mr. Friedman. El es un excelente maestro . Gracias a él mi hija está ahora mismo en un programa de ciencias que cuesta $10,000 y que el maestro le ayudó a entrar gratis. Ese es el tipo de cosas que el maestro hace por todos los alumnos de Animo”, compartió la madre acerca del maestro suspendido.

Gabriel Sánchez, portavoz de Green Dot Public Schools, comentó en el caso del Friedman que “por ley no podemos hablar de asuntos del personal de las escuelas”.

Pero sí declaró con respecto a la supuesta violación en de los derechos de expresión de los estudiantes diciendo que “eso es falso. Nuestra misión es precisamente apoyar las muestras de liderazgo y expresión de nuestros estudiantes”.

Sánchez definió el incidente como un mal entendido entre la administración de la escuela y los estudiantes.

“No se violaron sus derechos, simplemente actuamos bajo el código de educación -estatal- que nos exige anteponer la seguridad de los alumnos ante todo”, enfatizó el vocero de Green Dot con respecto a que el director de la escuela impidió que varios alumnos circularan una petición con firmas para evitar el despido de Del Pino.

De acuerdo con Marco Perruzzi, Director Ejecutivo de Green Dot, dichas peticiones fueron devueltas a los estudiantes, y aseguró durante la reunión que la administración ofreció una disculpa en aquel momento a los alumnos por el incidente.

Pero Yesenia Villa, una de las estudiantes involucradas, indicó desconocer que estas acciones hayan ocurrido en verdad.

Ella junto a otra de sus compañeras, Brenda López, buscan “frenar las injusticias y las violaciones a sus derechos” y exigir se les ofrezca una disculpa formal por escrito.

Pero Sánchez afirmó que ni la escuela ni la junta directiva tomarán ninguna acción futura al respecto.