Candidatos van a cadenas en español

Televisoras ven mayor interés este año por atraer al voto hispano

Las cadenas de televisión en español de Estados Unidos ser aprestan a tener un importante incremento de ingresos por publicidad política este año, ante el decisivo papel que jugaran los votantes hispanos en las elecciones de noviembre próximo.

“Estamos viendo más interés que nunca antes en el pasado”, dijo el presidente de Univision Networks, César Conde, en una entrevista al periódico Los Angeles Times.

“Los candidatos quieren ser proactivos y llegar a esta comunidad. Tiene sentido. El camino hacia la Casa Blanca es a través del voto hispano”, aseguro Conde, quien encabeza la mayor cadena de televisión en español en Estados Unidos.

Con más de 50 millones de latinos en este país, los canales de televisión en español se han vuelto más importantes para los candidatos.

Se estima que 12 millones de latinos podrían votar en los comicios de noviembre próximo, lo que representa un aumento del 20 por ciento en comparación a la elección nacional de hace cuatro años.

En el último año, las cadenas nacionales Univision y Telemundo, han reforzado la cobertura de los candidatos y los temas políticos importantes para los latinos, incluyendo la inmigración y la economía.

La meta de las cadenas televisivas es demostrar a los anunciantes y los espectadores que ellos son la fuente de noticias y entretenimiento para un segmento cada vez más importante de la población de este país.

Ya este año, Univision y Telemundo han tenido varias entrevistas con el presidente Obama, y cada una ha recibido una exclusiva con su rival republicano Mitt Romney.

A finales de enero, Romney tuvo que defenderse de una serie de preguntas planteadas por el comentarista de Univision, Jorge Ramos, sobre sus puntos de vista en inmigración y México.

La primera dama Michelle Obama fue también a Univision hace dos semanas y defendió la imposibilidad de su esposo para impulsar una reforma migratoria en el Congreso, un punto delicado entre muchos latinos.

No sólo Univision y Telemundo han tenido la oportunidad de recibir más tiempo cara a cara de parte de los candidatos. También ejecutivos de ambas cadenas han visto complacidos como se abrió el torrente de dólares en publicidad política a principios de esta primavera.

La campaña de Obama comenzó a comprar tiempo en las cadenas en español a mediados de abril, y la campaña de Romney comenzó a acelerar sus compras en julio, informaron los ejecutivos de los medios de comunicación.

“El gasto político comenzó mucho más temprano que antes, a mediados de abril y no ha cesado”, dijo Enrique J. Pérez, vicepresidente de ventas para el grupo de estaciones de Telemundo.

“Definitivamente ha sido lo más fuerte que he visto en toda mi carrera en los medios en español”, indico.

En 2008 las cadenas en español en conjunto captaron cerca de 50 millones de dólares por concepto de publicidad política, de acuerdo con estimaciones de la industria.

Esto representa sólo una pequeña porción de los dos mil millones de dólares gastados entonces. Este año, más dinero está en juego, con un pronóstico por parte de analistas políticos de que las campañas podrían gastar hasta tres mil millones en la televisión.

“Es difícil decir lo que el resultado final de la televisión en español será, pero puedo decir que será un aumento significativo”, dijo Pérez.