Chapina se mete a final

Ana Sofía Gómez es la segunda mejor en gimnasia artística
Chapina se mete a final
La aún adolescente Ana Sófía Gómez Porras tiene a todo su país ilusionado con una medalla de Londres.
Foto: AP

LONDRES (AP).- La guatemalteca Ana Sofía Gómez alcanzó ayer su pase a la final del concurso individual de la gimnasia artística en los Juegos Olímpicos de Londres.

Gómez, de 16 años, terminó como la segunda mejor latinoamericana en la fase de clasificación de la disciplina, superada sólo por la venezolana Jessica López.

Gómez y López lograron el pase a la final en el concurso individual que combina las cuatro modalidades de la gimnasia artística: potro, piso, viga de equilibrio y barras asimétricas. La final se disputará el jueves.

Debutante en una Olimpiada, la guatemalteca alcanzó una puntuación combinada de 56.132 en las cuatro modalidades, lo que le permitió terminar en el lugar número 16 de la clasificación general. Las 24 mejores pasan a la final.

“Todo deportista tiene el sueño de ganar una Olimpiada, hemos trabajado bastante fuerte para llegar a este nivel”, comentó Gómez a periodistas después de la prueba.

Su presencia en Londres marca un hito para el deporte de Guatemala, que participa en gimnasia artística por primera vez desde 1992, cuando Luisa Fernanda Portocarrero representó al país en los Juegos de Barcelona.

En los Juegos Panamericanos celebrados en Guadalajara el año pasado, Gómez alcanzó la medalla de oro en viga de equilibrio, y de plata en el concurso individual.

El renacer de la gimnasia en el país centroamericano tiene que ver con la presencia de la pareja de entrenadores rumanos Adrian y Elena Boboc, quienes preparan a Gómez.

“Tenemos ocho años de estar juntos [con Adrian Boboc]. Él es rumano y junto a su esposa han ayudado mucho a que la gimnasia guatemaltea lograr llegar a unos Juegos Olímpicos después de 20 años”, contó Gómez.

Su relación con el entrenador se hizo evidente por la comunicación constante que mostraron a lo largo de las pruebas de Gómez, quien festejaba eufórica con él al final de cada prueba.