Advierten que amnistía migratoria protege a delincuentes

Congresista Smith destaca que se pudieron haber evitado 19 asesinatos, tres intentos de asesinatos y 142 crímenes sexuales
Advierten que amnistía migratoria protege a delincuentes
Lamar Smith: "La agenda imprudente del presidente Barack Obama ha sido peligrosa y mortal para los estadounidenses".
Foto: Archivo / AP

Washington, 31 de Julio – Un informe divulgado por el Comité Judicial de la Cámara de Representantes de EE.UU. advirtió hoy que la política de amnistía inmigratoria de la Administración Obama ha permitido que inmigrantes indocumentados con antecedentes sigan cometiendo delitos.

“La agenda imprudente del presidente Barack Obama ha sido peligrosa y mortal para los estadounidenses. (…) Obama ha impuesto una política que permite que miles de inmigrantes indocumentados sean liberados en nuestras comunidades”, aseguró el congresista republicano Lamar Smith, presidente de este comité.

De acuerdo al estudio, realizado por el Servicio de Investigaciones del Congreso (CRS, por sus siglas en inglés), entre octubre de 2008 y agosto de 2011 el 17% de los inmigrantes ilegales con antecedentes (cerca de 26,000) volvieron a ser arrestados con cargos criminales.

En los últimos años, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) de EE.UU. ha emitido varios memorandos a sus empleados en los que detalla “prioridades” de deportación y explica procedimientos para ralentizar estos procesos en función de cada caso.

El Comité Judicial, controlado por los republicanos, destacó la “exitosa” labor llevada a cabo por el programa Comunidades Seguras, una iniciativa que permite cotejar los datos y huellas digitales de los reos con una base de datos de la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE).

El informe destacó que entre los delitos reportados se encuentran cerca de 2,000 arrestos por la conducción bajo los efectos del alcohol, 1,400 violaciones por estupefacientes y más de un millar de crímenes violentos como asesinatos, robos o violaciones.

El congresista Smith destacó que, de haberse cumplido con la normativa, 19 asesinatos, tres intentos de asesinatos y 142 crímenes sexuales podrían haber sido evitados.

“La Administración Obama pudo haber prevenido estos crímenes sin sentido aplicando nuestras leyes de inmigración. Su falta de voluntad para poner en práctica la legalidad ponen a nuestras comunidades en riesgo y cuestan vidas”, agregó Smith en un comunicado.

El programa Comunidades Seguras, puesto en marcha por el Departamento de Seguridad Nacional, ha generado numerosos ataques por parte de activistas civiles y organizaciones de derechos humanos.

Estos grupos argumentan que pese a que el objetivo del programa es dar prioridad a la expulsión de indocumentados con graves antecedentes penales y que representan un peligro para la sociedad, es frecuente que el ICE se ensañe con inmigrantes que sólo tienen infracciones menores, lo que ha provocado desconfianza hacia la policía.

Pese a las críticas, el DHS pretende continuar con Comunidades Seguras y ampliar el programa a todo el país para 2013.

La secretaria de Seguridad Nacional de EE.UU., Janet Napolitano, insistió en marzo pasado en una comparecencia en el Congreso que el 94% de los deportados a través de Comunidades Seguras son extranjeros ya condenados por delitos, fugitivos, criminales reincidentes o personas detenidas al cruzar ilegalmente la frontera.

No obstante, los republicanos han criticado duramente la política migratoria del Presidente, a quien acusan de “laxitud” y exigen una mayor dureza por parte de las agencias federales y estatales para combatir la inmigración ilegal.

Por su parte, Obama anunció hace unos meses la suspensión temporal de la deportación de cientos de miles de jóvenes inmigrantes en situación ilegal, una medida que también tiene en vista reconquistar el voto hispano de cara la reelección presidencial de noviembre.