Acordes cubanos en festival

Buena Vista Social Club actúa en intercéltico 2012

Guía de Regalos

Acordes  cubanos en festival
Músicos de Buena Vista Social Club.
Foto: Archivo

PARÍS, Francia.- La ciudad bretona francesa de Lorient, núcleo del universo celta desde ayer y durante los próximos diez días con la celebración de su 42 festival intercéltico, ha hecho un hueco este año los acordes cubanos del Buena Vista Social Club, que sonarán mañana como plato fuerte de la jornada.

Con su presencia, según explicó el director de esta cita, Lisardo Lombardía, no se quiere sugerir que “los mulatos cubanos son de origen céltico”, sino que la cultura celta “no se cierra al resto” y no tiene miedo a perder su identidad por el contacto con las otras.

La salud de la música celta, a juzgar por Lombardía, atraviesa de hecho una fase de gran calidad y creatividad, una tendencia constatable “desde hace años” gracias a “una nueva generación sin complejos, que recrea su cultura sin olvidar sus raíces”.

No faltan ejemplos de esa evolución más allá de las fronteras iniciales y este año se ha destacado como protagonista del festival a la Acadia, una comunidad de origen francófono establecida desde hace más de 400 años en el este de Canadá, reconocida formalmente como integrante de la diáspora celta.

Las “veladas acadianas” se suman así a una apretada agenda con 120 espectáculos, diez escenarios, talleres y la previsión de alcanzar los 700,000 visitantes, que hacen de este encuentro una referencia en el ámbito de la música y de la cultura celta.

“No somos gente que miramos al retrovisor. Creemos más en el futuro que en el pasado”, precisa su director en entrevista telefónica, desmintiendo a quien pueda describir esta cita como un ejercicio de nostalgia.

El asturiano Hevia o el gaitero gallego Carlos Núñez son algunos de los nombres citados por ese español como reflejo de la “apuesta por la modernidad”, pero no serán en esta ocasión los representantes de España, que cuenta entre otros con los asturianos Xera y Tejedor, las bandas de gaitas de Villaviciosa y Candas y con el gallego Xosé Manuel Budiño.

Artistas irlandeses, de la bretaña francesa y de Escocia, y otros reclamos como el catalán Jordi Savall, reconocido como uno de los más prestigiosos especialistas de música antigua, completan un variado programa que hasta el 12 de agosto favorece sus propios intercambios y le demuestra el resto del mundo su vitalidad.