Curiosity explorará vida microbiana en Marte

El robot explorador más complejo y avanzado construido hasta ahora será colocado en el cráter Gale, en el Ecuador de Marte

Guía de Regalos

Curiosity explorará vida microbiana en Marte
Los ingenieros James Wong (d) y Errin Balshaug (i) examinan el prototipo del vehículo Mars rover.
Foto: EFE / Michael Nelson

Chicago.- El Curiosity, el explorador espacial más avanzado que se usará en la superficie de Marte y que cuenta con tecnología aportada por estudiantes de la Universidad de Michigan (UM), se posará el domingo próximo en un cráter del planeta rojo.

De acuerdo con una publicación de la UM, el objetivo principal del Laboratorio Científico de Marte (MSL) -robot Curiosity-, de la Administración Nacional para la Aeronáutica y el Espacio (NASA), es evaluar si en ese planeta hubo alguna vez vida microbiana.

Para tal objetivo y tras un viaje de más de 565 millones de kilómetros, el robot explorador más complejo y avanzado construido hasta ahora será colocado en el cráter Gale, en el Ecuador de Marte.

Ese cráter, una hondonada de 155 kilómetros de ancho, tiene en el centro una montaña de sedimentos de más de cinco mil metros de altura.

El Curiosity, que tiene una fuente de energía nuclear que le permitirá operar durante dos años, fue lanzado por la NASA en noviembre de 2011.

La Facultad de Ingeniería de la Universidad de Michigan jugó un papel importante en el diseño de Curiosity, que es más grande que un Mini Cooper, el doble de largo y cinco veces más pesado que los exploradores Spirit y Opportunity, que llegaron a Marte en 2003.

En un curso de diseño aeroespacial, los estudiantes definieron durante dos semestres nuevas técnicas de amartizaje, que utilizará Curiosity, a través de pruebas para determinar la cantidad de erosión del suelo que el MSL ocasionaría a su llegada y cómo afectaría al explorador.

Durante más de dos semestres, los estudiantes construyeron una maqueta a escala de un motor de descenso del Curiosity, y durante varios meses calcularon la cantidad y velocidad de la arena que se levantará en el amartizaje.

Los propulsores del MSL están ligeramente inclinados para minimizar la erosión del suelo, ya que en la prueba los estudiantes encontraron que los pequeños cráteres excavados por los chorros inclinados podrían desviar la nube de polvo y partículas hacia el vehículo, en lugar de alejarse de él.

Curiosity analizará el aire y muestras sólidas que recogerá del suelo y taladrará dentro de las rocas para determinar si hay compuestos orgánicos presentes. Los instrumentos que utilizará para esta tarea también fueron construidos y probados en la Facultad de Ingeniería de la UM.

“Materia orgánica que está o no vinculada a la vida, nunca ha sido identificada en la superficie de Marte”, expuso Sushil Atreya, profesor del Departamento de Ciencias Atmosféricas, Oceánicas y del Espacio, quien ha participado en más de 10 misiones exploratorias espaciales desde 1974.

“Estaremos buscando en las mediciones de gases atmosféricos y los que se desprendan a partir de muestras sólidas, junto con su composición isotópica. El metano es un componente de seguimiento, ya que su presencia podría significar tanto la actividad biológica o complejas reacciones agua-roca”, agregó.

Al combinar los datos de gases, mineralógicos, geológicos y ambientales recogidos por otros instrumentos del MSL, se determinará la habitabilidad y evolución del clima en el cuarto planeta del sistema solar.