Las Águilas cenan tiburón

América barre a Veracruz y Atlante empata en La Piedad

MÉXICO, D.F. (NTX).- Las Aguilas de América se sobrepusieron a un mejor primer tiempo de Veracruz para ganar 3-1, en la cancha del Estadio Azteca, en juego de la segunda jornada del Torneo de Copa y correspondiente al Grupo 5, de la competencia.

Gustavo Ruelas, al minuto 30, hizo gala de velocidad para entrar por el centro, ante la defensiva azulcrema y fusilar con disparo a Hugo González e inaugurar el marcador a favor de Tiburones Rojos.

Al 39′, se topó el brasileño Rosinei Adolfo con el balón en un rebote por alto y remató con la cabeza para igualar 1-1, e irse al descanso enmedio de cierto descontento de los seguidores de las Águilas.

El joven Martín Zúñiga, aprovechó un tiro de esquina por derecha para rematar con la cabeza y poner adelante al América, al minuto 55.

Rápido llegó el siguiente festejo mediante un bello disparo de larga distancia del veracruzano Miguel Layún, quien anidó la de gajos pegada al travesaño, luego de superar el vuelo del arquero, para el 3-1, cuando se jugaba el minuto 58.

El poliifuncional Miguel Layún expresó que la anotación que selló el triunfo por 3-1 sobre Veracruz “me sabe a gloria y añoraba que la afición gritara un gol mío”. El veracruzano realizó un disparo de larga distancia, el esférico superó el salto del arquero y finalizó internándose pegado al travesaño, un golazo.

Irregular el trabajo del árbitro Miguel Angel Ayala, quien amonestó a Adrián Aldrete (minuto 27), por América y a Jonathan Miramontes (32), Orlando Pineda (45), Jaime Toledo (67), Alejandro Berber (71) y Juan Arellano (76), de Tiburones Rojos.

El Estadio Juan N. López fue testigo del juego de vuelta de la Llave 1 entre los Reboceros de la Piedad y los Potros de Hierro del Atlante, que quedaron a deber y aburrieron a los aficionados al terminar con otra igualada, esta vez por 0-0.

Estos conjuntos dividieron puntos en el primer cotejo, que se disputó en Cancún, donde empataron 1-1 y terminaron cada uno con diez hombres, producto de la lucha entre ambas escuadras.

Por eso se esperaba mucho más en el segundo cotejo, pero ninguno de los dos fue capaz de abrir la defensa rival y marcar diferencia en tierras michoacanas.

Hasta cierto punto se veía normal que los locales sacaran la casta y se avocaran al frente, lo cual sucedió, pero por prestigio, por tratarse de un cuadro de Primera División y por sus números en el inicio del Apertura 2012, donde apenas ha podido rescatar un punto en dos partidos, se esperaba mucho más del equipo de Ricardo La Volpe, que sigue sin convencer en el atranque de la Liga MX.

Lo cierto es que Atlante fue impreciso, con poco juego, inferior a su rival durante la primera parte. La Piedad asumió su rol de dueño de casa y con el apoyo de su público dominó las acciones, generando un futbol intenso, bien jugado.

De esta manera, los azulgranas tuvieron muchos problemas defensivos y les salió barato el primer tiempo, pues los reboceros propiciaron algunas llegadas de peligro en el arco defendido por Antonio Pérez.

Para el segundo tiempo, ambos cuadros regresaron a la cancha con los mismos hombres y el juego fue deslucido, centralizándose en el medio terreno debido a que los Potros intentaron a toda costa no recibir gol, aunque no abandonaron sus intenciones de ir al frente y por momentos nivelaron el partido.

Paulatinamente, los técnicos fueron agotando sus cambios buscando con ello encontrar la creatividad que no pudieron mostrar en los primeros 45 minutos, pero ni aún así lograron marcar una diferencia, los hombres de refresco no pesaron y dio la impresión de que los contendientes se conformaban con el 0-0, mismo que prevaleció hasta el final.