Dueños de casa presionan al gobernador de California

Quieren moratoria a los embargos para negociar con bancos y conservar viviendas.

Dueños de casa presionan al gobernador de California
Varios comenzaron a reunirse ayer frente al departamento de Jerry Brown exigiendo su ayuda en retener sus hogares.
Foto: Araceli Martínez Ortega / La Opinión

SACRAMENTO.- Un puñado de propietarios de casa del movimiento Occupy iniciaron una vigilia por tiempo indefinido afuera del departamento tipo desván (loft) en el que vive el gobernador de California, Jerry Brown, para presionarlo y convencerlo de que declare una moratoria por tres años a los embargos en todo el estado.

“Venimos aquí para que el gobernador sienta un poco de la incomodidad que nosotros padecemos cuando tenemos que lidiar con un embargo y perder nuestras casas”, dijo Bob Saunders, quien se unió a la protesta.

“Queremos que el gobernador use su poder ejecutivo y declare una emergencia fiscal, y de inmediato una moratoria”, añadió.

Las razones que ofrecen para la moratoria están fincadas en hechos como el que más de dos millones de dueños de casa han sido embargados desde 2008 en el estado, según datos de la agencia RealtyTrac.

Además, siete de las 10 comunidades metropolitanas que cuentan con el mayor número de embargos se localizan en California.

El estado dorado ha perdido $424 millones en riqueza debido al descenso en el valor de la propiedad de residencias.

De acuerdo con los manifestantes, la moratoria daría a los propietarios de casa en riesgo de perderla la capacidad de negociar con los bancos acuerdos realistas que les permitan quedarse con sus viviendas.

Brown recién aprobó el Acta de Derechos de los Propietarios de Casa (paquete de propuestas de ley) pero el problema es que entrará en vigor hasta el 1 de enero. Estas nuevas leyes están basadas en el acuerdo nacional alcanzado con cinco grandes bancos, el cual ofrece alternativas de ayuda para reducir la deuda a 250 mil propietarios que están en apuros para pagar sus hipotecas.

Básicamente obliga a los bancos y prestamistas a ofrecer una sola persona de contacto en las negociaciones de modificaciones de préstamos y prohíbe la doble vía de negociar la modificación de la hipoteca al tiempo que lanzan el embargo, así como la práctica de firmar miles de documentos y declaraciones juradas sin verificar la información que ofrecen.

Según el Consejo Nacional de La Raza (NCLR), uno de cada dos embargos en California han impactado a las familias latinas -es decir, el 50% del total-.

El puñado de manifestantes al que se esperaba se sumaran propietarios de Stockton y otras partes del estado durante el transcurso del día era vigilado por una decena de elementos de la policía y una patrulla ubicada contra esquina del céntrico edificio donde vive el gobernador Brown y su esposa durante la semana. Los fines de semana el gobernador suele irse a su casa en Oakland.

Saunders dijo que mantenían la esperanza de poder hablar con el gobernador cuando saque a pasear a su perro Sutter.

Gil Durán, portavoz del gobernador Brown señaló que no tenían comentarios sobre la vigilia iniciada afuera de su residencia en Sacramento.