GIRALDO EN 3 Y 2 Gastan los que quieren ganar

Así de rápido podemos hacer el balance de todo lo que dejó la movida al cierre de la fecha límite de negocios.

¿Quién ganó? y ¿quién perdió? Las preguntas de siempre.

En principio parece mejor discutir si los equipos compraron lo que necesitaban.

FALLA EL BRONX: Dudo mucho, por ejemplo que los Yanquis necesitaran más a un jardinero, por muy bueno que sea Ichiro Suzuki, por delante de un abridor.

Perdieron a Gardner y por eso llevaron al emblemático Ichiro que les da un buen primer bate y su defensa, pero no era alta prioridad.

Tienen, a Andruw Jones, a Ibáñez y por supuesto a Granderson, pero seguramente a los hermanos Steinbrenner les parece buena una rotación en la que salvo Sabathia y Kuroda, los demás: Nova, Hughes, Freddy García y Pettitte (ahora lesionado) no son garantía de consistencia o no tienen rótulo de ases del montículo.

SUPER RANGERS: El sentido común que no tuvieron en NY, le sobró al “Mr. Bola de Humo”, Nolan Ryan, quien hizo cuentas y llevó a un abridor más, el pelirrojo Ryan Dempster, y como ya tenían a Roy Oswalt, ahora son más contendientes que nunca para jugar hasta el final. Agregaron a Geovanny Soto, el receptor boricua, para descansar a Mike Nápoli y usarlo más como bateador designado.

ARTE DE GASTAR: Volvió a comprar bien y a gastar bien su dinero Arturo Moreno. El desplome de Ervin Santana ya no daba espera y aunque ha mostrado que está en el camino correcto, Scioscia y Dipoto trajeron al mejor lanzador del mercado, Zack Greinke que automáticamente convierte la rotación de los Angels en la mejor del beisbol. Jered Weaver, CJ Wilson, Dan Haren, Jerome Williams, Greinke y Santana le premiten un margen de maniobra al mánager que no lo tienen otros equipos. Ya tienen el cuarto mejor récord de la liga y si mantiene su línea de bateo poderosa con los ajustes en el pitcheo son rivales para cualquiera.

HIT DE COLLETTI: Muchas veces hemos cuestionado decisiones de Ned Colletti, el gerente de Dodgers, por su marcada tendencia a equivocarse en negocios que luego le cuestan millones al equipo, pero esta vez hay que decir que desembarcó en Dodgertown a tres peloteros importantes.

El mejor, por supuesto es Hanley Ramírez, quien tiene que dejar atrás su manera díscola de actuar y entender, que eso lo podía hacer en los Marlins y que en Dodgers quieren de él otras cosas…. Y que él las puede dar maniobrando en el campo corto que es donde debe actuar.

Shane Victorino, como varios en Filis, tenía su ciclo cumplido, pero es un pelotero vigente con experiencia en grandes batallas. Es un All Star, ganador de una Serie Mundial y con una carrera para respetar y va a dar muchas cosas.

El tercero es Joe Blanton, con historia de abridor. Tiene (8-9 y 4.59) en 20 aperturas. Alguna vez en Oakland ganó 16 juegos. Tiene 31 años y tiene cosas que dar a una rotación penosa como la de Dodgers…

Eso sí Mr. Colletti, no es un as. Todos esperamos para ver si llegaba Cliff Lee o Josh Johnson… Cuidado y que no vayan a faltar esas cinco o seis victorias cruciales que es la diferencia entre Blanton y un lanzador de élite.

EL ENEMIGO: Compraron bien los Gigantes. Con la llegada de Hunter Pence refuerzan sus jardines que han sido un lío serio hace ya dos campañas y gana un bate productivo. Ya habían sumado a Maraco Scutaro en el campo corto y serán enemigos de Dodgers todo el trayecto.

RUGE DETROIT: Los Tigres, que quieren ganar el Centro de la Americana aunque los “patipálidos” de Robin Ventura lo quieran evitar, llevaron a Aníbal Sánchez, el abridor venezolano y a Omar Infante en segunda base.

Son un mejor equipo ahora y lo serán en la medida en que dependan un poco menos de la dupla Cabrera–Fielder.

Se quedan cortos los Bravos porque las adiciones del zurdo Paul Maholm y del jardinero Reed Johnson son sólo una ayuda, pero no una inversión para ganar la división a Washington.

SUFRE BOSTON: Todo sugiere que los refuerzos del equipo fueron el regreso de Jacoby Ellsbury y Carl Crawford. Más el hallazgo de Pedro Ciriaco en el cuadro, pero su rotación está llena de caballos cansados y sin Josh Beckett y Jon Lester en forma, con ese equipo no va a pasar nada.

GRAFITTI: “Si los Marlins siguen a este ritmo podría haber tres equipos que pierdan 100 juegos esta campaña: Rockies, Astros y… Marlins”.

Luego la seguimos.