Padres se preparan para el regreso a clases en LA

Se estima que con estudiantes en grados hasta k-12 gastarán $3,000 millones en todo el país.

Padres se preparan para el regreso a clases en LA
El comienzo de clases es un dolor de cabeza para los padres que tienen que gastar en ropa, zapatos y útiles escolares.
Foto: Archivo / La Opinión

Solo quedan unos cuantos días para que la mayoría de los estudiantes de Los Ángeles regresen a clases y los padres están en plena “cacería de ofertas” para comprarles ropa nueva y poner en su mochila los útiles escolares que necesitarán.

Roxana Montalvo, madre de cuatro hijos, dos de los cuales están en edad escolar, comparó los precios en varias tiendas y recortó cupones antes iniciar las compras para el regreso a clases.

“Las crayolas, lápices y cuadernos, en Walmart; la ropa en Sears para que sea un poco más de calidad y les dure más”, indicó Montalvo, residente de Pico Rivera. “Usted sabe, la escuela tiene una lista y los muchachos otra… el dinero no alcanza”.

Montalvo asignó un presupuesto de $300, un poco más de lo que gastó el año pasado, cuando el inicio del ciclo escolar la encontró con casi un año sin empleo.

“Ahora estoy trabajando en una fábrica de joyas en el centro de Los Ángeles. No gano mucho, pero puedo ayudar con los gastos a mi esposo y quiero que mis hijos se sientan bien cuando empiecen las clases…que empiecen el año con el autoestima alta, no con los zapatos rotos”, dijo.

Tras haber recortado su gasto el año pasado, los padres están regresando a las tiendas este verano para reemplazar no sólo uniformes, sino también mochilas y material escolar a los que sus hijos tuvieron que “sacarle el máximo” en tiempo de crisis.

De acuerdo con la Federación Nacional de Minoristas, el promedio que gastarán los padres con hijos en los grados de kinder a duodecimo (k-12) para equiparlos en su regreso a la escuela es $688.62, unos $85 más que el año pasado.

En total se estima que los padres con estudiantes en grados hasta k-12 gastarán $3,000 millones en todo Estados Unidos, y $83,000 millones sumando a los padres con hijos en colegios y universidades.

“Cuando se trata de sus hijos, no hay nada más importante para los padres que asegurarse que tienen todo lo que necesitan, aún cuando la economía está mal, y especialmente cuando se trata de compras escolares”, afirma Mathew Shay, presidente de la NRF.

“Las mochilas se rompen, los lápices se gastan y lo niños crecen, no hay manera de evitarlo; pero cuando empiezan a revisar la lista, los padres se asegurarán de gastar de la forma más inteligente que nunca”, dijo Shay, señalando que los minoristas estarán más agresivos con sus promociones tanto en sus tiendas físicas como en línea, manteniendo un ojo en el nivel de inventario conforme las familias vayan gastando.

Mónica Carazo, portavoz del Distrito Escolar Unificado de Los Ángeles (LAUSD), recomendó a los padres comprar con precaución antes del inicio de clases y esperar hasta hablar con el maestro de sus hijos para tener una idea más clara de lo que necesitarán.

“Hay una lista para cada grado, por lo que es mejor saber lo que el maestro requerirá para su clase”, dijo Caruzo.

Las clases en las escuelas del LAUSD comienzan el próximo martes, por lo que se espera que este fin de semana sea de gran tráfico en las tiendas que venden los artículos que los estudiantes ocupan… o los que quieren para el regreso a clases.

Aunque los electrónicos no están en ninguna lista de útiles escolares, más de la mitad de los padres (60%) están considerando en sus compras escolares aparatos electrónicos para sus hijos, una tendencia que va en aumento comparado con el año pasado (51.9%) de acuerdo con la última encuesta de NRF.

“Tuve que negociar el smart phone con mi hijo: teléfono, pero menos ropa… Ya tiene el teléfono; y le va a durar mientras tenga buenas calificaciones”, afirmó Steve Ramírez, cuyo hijo Paul, de 16 años, asiste al décimo grado en Garfield High School.