Protestan los trabajadores agrícolas en California

Se quejan de incumplimiento de contrato de empresa tomatera.

Protestan los trabajadores agrícolas en California
Docenas de trabajadores recolectores de tomates llegan a Sacramento para quejarse con la Junta de Relaciones Laborales Agrícolas de California.
Foto: Araceli Martínez / La Opinión

SACRAMENTO.- Ni las altas temperaturas que se abaten sobre esta capital ni los abrazadores rayos de sol impidieron que decenas de trabajadores agrícolas llegaran a Sacramento a protestar ante la Junta de Relaciones Laborales Agrícolas (ALRB) contra el incumplimiento de un contrato de parte de una conocida compañía productora de tomates.

“En pocas palabras esto a los campesinos los están haciendo perder dinero”, indicó Armando Helenes, vicepresidente del Sindicato de Trabajadores del Campo Unidos (UFW).

Concretamente, explicó, los trabajadores pidieron a la ALRB conseguir una orden de la corte para obligar al productor de tomate, la compañía ACE Tomate Inc a que implemente el contrato que hizo con el sindicato de campesinos.

El mes pasado la ALRB ordenó al empleador poner en vigor el acuerdo contractual que se hizo ante la participación de un mediador neutral, la compañía y el sindicato. Sólo que ACE Tomate Inc con sede en la ciudad de Manteca en el Valle Central no lo ha hecho.

“Tenemos desde el 85 y no hemos podido lograr que nos den un aumento. Hasta ahora pudimos conseguir en promedio un alza de cuatro centavos por bote pero no quieren dárnosla”, se quejó Leonardo González Manzo, uno de los 300 trabajadores de tomate que votaron en 1989 para que la UFW los representara. Después de 23 años no ha podido disfrutar de los beneficios del contrato sindical por el que votó.”Se oponen mucho a aumentarnos porque están acostumbrados a hacer lo que les de la gana con la gente. Y luego van posponiendo firmar el contrato hasta el final de la cosecha porque para entonces ya no necesitan a los trabajadores”, agregó.

Antonio Barbosa, portavoz de la ALRB dijo que luego de la solicitud del Sindicato de Campesinos pidieron una respuesta de la compañía. “La hemos recibido, estamos mirándola; y la Junta va a tomar una decisión muy pronto”, comentó.

Helenes dijo que cerca de 600 trabajadores han sido afectados al no ponerse en marcha el contrato laboral con la compañía tomatera.