Posponen elección de distritos en Anaheim

Durante tres horas y media los funcionarios escucharon a una comunidad molesta.
Posponen elección de distritos en Anaheim
Genevieve Huizar, madre de la víctima Manuel Díaz, dijo que las marchas pacíficas deben continuar.
Foto: J. Emilio Flores / La Opinión

ANAHEIM.- “¡Necesitamos representación!”, gritó Joanne Sosa, dirigente del grupo Take Back Anaheim, al momento de concluir los comentarios públicos de la sesión especial del Concejo de la Ciudad, lo que puso de pie a varios de los asistentes al Auditorio Cook que mostraban carteles naranjas con la leyenda: “Dejen de estancarse, tomen acción”.

A pesar de que la mayoría de las más de cien personas que hablaron ayer pedían a concejales y alcalde la creación de distritos electorales, los funcionarios decidieron postergar la decisión de llevar a las urnas la medida para realizar un cambio en la forma de elegir a representantes del gobierno local.

Los concejales Harry Sidhu, Kristine Murray y Gail Eastman votaron por dilatar el proceso de llevar la medida a la boleta electoral de noviembre.

“Lo que hemos visto esta noche es un fracaso en el liderazgo de las autoridades que están actuando en contra de la comunidad”, reaccionó Eric Altman, director de Orange County Communities Organized for Responsible Development (OCCORD).

Por otro lado se decidió crear una comisión ciudadana que asesore sobre elecciones y participación comunitaria.

La creación de distritos electorales, según explicaron, tiene la intención de que los distintos sectores de la comunidad puedan tener representación en gobierno local, ya que de los cinco miembros del Concejo Municipal ninguno es latino en una ciudad con el 53% de población hispana.

La Unión Americana para las Libertades Civiles (ACLU) interpuso una demanda a finales de junio por considerar que se están violando los derechos civiles cuando los latinos no tienen representación política.

Ayer mismo George Kalogridis, presidente del complejo Disneyland, envió una carta al Concejo de la Ciudad para manifestar su apoyo a la creación de distritos electorales.

Durante tres horas y media los funcionarios escucharon a una comunidad molesta también por la actuación del Departamento de Policía de Anaheim cuyos agentes se han involucrado en siete tiroteos que han dejado a cinco muertos en lo que va del año.

Los residentes de Anaheim, que apenas medio llenaron el Auditorio Cook, también insistieron en una revisión y supervisión independiente de la corporación policíaca, además de la suspensión inmediata del jefe del APD, John Welter.

Hubo quienes en medio de abucheos hablaron a favor del APD, pero coincidieron que debe haber cambios al interior de la corporación y mayor capacitación para sus agentes.

Alexandra Araiza fue una de ellas, quien aseguró que el APD es una de las mejores corporaciones del condado de Orange y que el problema es que la comunidad no trabaja con los policías.

“Porque ellos no trabajan con nosotros”, le gritó una joven de la audiencia.

Genevieve Huízar, madre de Manuel Díaz, cuya muerte a manos de la policía provocó una serie de protestas en la ciudad, dijo que las marchas pacíficas deben continuar porque es tiempo de hacer cambios.

En ese momento fue interrumpida por un hombre que le gritó: “You are a horrible mother”, pero tuvo que salir en medio de una rechifla.

La señora Huízar continuó su discurso indicando la necesidad de ofrecer espacios y oportunidades a los jóvenes, así como esperanza y paz a los niños.

Durante los comentarios públicos también habló Dennis Kuhl, representante del equipo de béisbol de Anaheim Angels, para mostrar su apoyo a iniciativas que favorezcan a los jóvenes y a la niñez.

Aunque se esperaba que la sesión de ayer estuviera colmada por manifestantes, al final de cuentas se desarrolló con calma. No obstante, como precaución, los comerciantes alrededor de la Anaheim High School cubrieron con tablas sus establecimientos por temor a disturbios.