Baja número de indocumentados detenidos

Descendió a una quinta parte en comparación a la cifra reportada en 2009
Baja número de indocumentados detenidos
Las cifras de indocumentados detenidos ha bajado en los últimos años.
Foto: Archivo

Denver – El número de inmigrantes indocumentados detenidos en la cárcel del condado de El Paso, en el sur de Colorado, disminuyó este año a casi una quinta parte de la cantidad de 2009, informaron las autoridades.

La Oficina del Alguacil del Condado de El Paso indicó que hace cuatro años, cuando firmaron un acuerdo con Inmigración para alquilarles celdas en esa cárcel, el centro penitenciario alojó durante todo el año a 5,793 inmigrantes presuntamente indocumentados.

Estos reos supusieron un total de 43,182 días de detención, generando más de 2.6 millones de dólares para la citada agencia.

Pero pare este año se proyecta que un total de poco más de 1,200 indocumentados quedarán alojados en ese establecimiento, por 11,500 días de detención, con un pago por parte del Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE, en inglés) de poco menos de 725.000 dólares.

De hecho, la disminución en el uso de la cárcel del condado de El Paso comenzó en 2010, un año después de firmado el acuerdo, cuando llegaron a ese centro de detención 4,497 indocumentados, mientras que en 2011 el número se redujo a 3,166.

Según el alguacil, Terry Marketa, su oficina recibió siete millones de dólares por parte de ICE durante los últimos cuatro años por servicios de alojamiento de indocumentados.

La subalguacil Paula Presley indicó que parte de esos fondos se usaron para construir un nuevo centro de tratamiento de adicciones y comprar un nuevo sistema de seguridad en la zona de ingresos de nuevos detenidos en la cárcel local.

En cuando a las razones de la disminución en la cantidad de presos indocumentados, Presley se limitó a decir que “uno nunca sabe” cuántos detenidos traerá ICE ni por cuánto tiempo.

En 2007, el condado de El Paso fue uno de los primeros en Colorado en firmar un acuerdo de cooperación con ICE autorizando a los alguaciles a desempeñar ciertas funciones relacionadas con inmigración, como la verificación de la validez de documentos.

En 2009, con el respaldo del Congresista Doug Lamborn (republicano), Marketa gestionó la apertura de una sede permanente de ICE en Colorado Springs (la principal ciudad del condado de El Paso), así como un acuerdo por el que ICE paga poco más de 62 dólares por día por cada indocumentado alojado en la cárcel de esa ciudad.