LAPD busca el apoyo de cónsules

Hace un llamado a representaciones para que expidan matrículas seguras

LAPD busca el apoyo de cónsules
El objetivo es evitar que la policía no decomise los autos a los conductores que no tuvieran licencia de conducir.
Foto: Archivo / La Opinión

La Policía de Los Ángeles (LAPD) colabora con los consulados latinoamericanos en esta ciudad para que sus tarjetas de identificación sean reconocidas por el municipio y así sus connacionales sin una licencia de manejo de California, tengan más opciones de evitar los decomisos de autos por 30 días.

Desde 2004, la Ciudad sólo acepta las matrículas consulares de México como documento oficial. Ese año, el Concejo Municipal dejó la puerta abierta para que otras oficinas diplomáticas solicitaran esa autorización, pero, al parecer por un malentendido legislativo, nadie más lo ha hecho.

En vigor desde abril, la nueva política de incautación de coches del LAPD retiene sólo por un día los autos de los indocumentados que presentan una identificación personal, registro y seguro automotriz, no han sido enjuiciados por manejar sin licencia y no son culpables de un accidente vehicular.

Rigoberto Romero, vocero de la Policía angelina, indicó que algunos conductores han perdido esta oportunidad por no tener una tarjeta de identificación reconocida por el Ayuntamiento. No está claro cuántos inmigrantes han sido afectados por ello.

“Lo más difícil para ellos es tener una identificación verificable, por eso, en este momento estamos en pláticas con los consulados para que sus matrículas consulares sean oficiales”, dijo Romero en una reunión comunitaria que se realizó en Watts el pasado jueves.

Uno de los requisitos para que las tarjetas de identificación consular sean avaladas por la Ciudad es que la Policía revise sus características de seguridad, que sean autorizadas por el país que las emite, y que tengan la fotografía, el nombre y la fecha de nacimiento del portador.

La Oficina del Secretario Municipal es la encargada de procesar este trámite, sin pasar por el Cabildo.

Por el momento, los agentes del LAPD están aceptando los pasaportes para comprobar la información personal de un indocumentado. No portar ninguna carné da pie a que la Policía tome sus huellas digitales y las envíe al Departamento de Justicia (DOJ), que las comparte con la Oficina de Inmigración.

“La idea es que se de igual derecho a los peruanos, como a los mexicanos. Que nos permitan usar este documento como identificación y ellos puedan evitar problemas”, comentó Liliana Cino de Silva, cónsul general de Perú en Los Ángeles, quien encabeza la propuesta que pide al Ayuntamiento se reconozcan las tarjetas consulares de éste y otros países.

“El Documento Nacional de Identidad de Perú [DNI] tiene varias medidas de seguridad, es bien difícil sacar una copia de ese documento”, afirmó Cino de Silva, quien precisó que todos los datos que se proporcionan aquí para obtener la tarjeta son verificados en Lima, capital de Perú.

Hace ocho años, el Concejo de Los Ángeles aceptó la matrícula consular de México, pero estableciendo que si ésta es rechazada por un empleado municipal no se impondrán sanciones y la Ciudad quedará exenta de responsabilidades legales por daños monetarios.

Santa Ana fue la primera ciudad del país en aceptar la credencial. En 2007, el Cabildo angelino extendió su aplicación en el alquiler de cuartos de hotel por breves períodos.

“Cuando un auto es decomisado el conductor debe saber que para recuperar su vehículo es necesario contar con una identificación válida, como la matrícula consular”, aclara el cónsul general de México en Los Ángeles, David Figueroa Ortega, en un video que ya se proyecta en sus instalaciones.

La grabación forma parte del esfuerzo de la Policía de Los Ángeles por seguir difundiendo su política de incautación de coches. El Consulado de El Salvador también lo ha empezado a proyectar en su oficina. Se espera que en menos de dos meses se exponga en todas las sedes latinoamericanas, en sus páginas de internet y los sitios electrónicos de grupos proinmigrantes, como CHIRLA y COFEM.

“Si, por el contrario [de los lineamientos de la nueva ley], los oficiales le retienen el vehículo o le tratan incorrectamente, puede acudir al consulado para trasladar su queja directamente al jefe de la Policía”, aconseja el cónsul general de El Salvador, Walter Durán.

“Es importante estar bien informado de las nuevas políticas de la Policía de Los Ángeles y cumplir con los requisitos para resguardar su vida”, expone, por su parte, el cónsul guatemalteco Pablo García Sáenz.

“Defenderemos sus derechos, pero le pido a usted nos ayude cumpliendo con sus obligaciones”, agrega.