‘Régimen sirio pierde potencia’

Riad Hiyab dice que el Gobierno controla un tercio de Siria
‘Régimen sirio pierde potencia’
Wael Nader al Halqi tomó el puesto de Riad Hiyab.
Foto: EFE

EL CAIRO, Egipto.- El exprimer ministro sirio Riad Hiyab, que desertó días atrás, aseguró ayer que el régimen de Damasco solo controla el 30% del territorio nacional, en un día en que la Organización de Naciones Unidas (ONU) y la oposición buscaron nuevas opciones para aliviar la crítica situación de los civiles.

La secretaria general adjunta de la ONU para Asuntos Humanitarios, Valérie Amos, llegó ayer a Damasco, donde reclamó a las autoridades que permitan el acceso de la ayuda humanitaria a las zonas más castigadas.

En la capital fue recibida por el nuevo primer ministro sirio, Wael al Halqi, quien le insistió en que las sanciones económicas impuestas a su país por la comunidad internacional solo afectan “a los ciudadanos sirios inocentes”.

Amos, por su parte, subrayó la necesidad de buscar vías para aliviar la situación de todos aquellos que se han visto obligados a abandonar sus hogares por el conflicto y que la ONU calcula en más de un millón y medio de personas.

En esta línea, el Consejo de Coordinación Nacional (CCN) -principal grupo de la oposición interna en Siria- presentó un plan que propone un alto el fuego en los próximos días y que abra la puerta a un intercambio de prisioneros y a un eventual diálogo político con vistas a iniciar la transición.

El objetivo del CCN es que esta tregua se declare antes del inicio de la festividad del Aid el Fitr, que marca el fin del Ramadán, y que sirva para intercambiar prisioneros y para abrir pasillos humanitarios.

Además debería conducir a un diálogo político, que, según la hoja de ruta a la que tuvo acceso Efe, reuniría a los miembros de la oposición y una delegación del régimen que tenga plena autoridad negociadora y esté integrada por personalidades que no hayan cometido delitos de sangre.

Estos planes contrastan, sin embargo, con el panorama dibujado por el exprimer ministro Hiyab en su primera comparecencia pública tras desertar en la que presentó un régimen en estado de descomposición y que apenas controla la situación.

En una rueda de prensa en Jordania, donde buscó refugio tras escapar del país ayudado por el Ejército Libre Sirio (ELS), Hiyab, el cargo de más alto rango en abandonar, consideró que “el régimen se está derrumbando moral, económica y militarmente”.

Por ello pidió la unión de los opositores en el exilio e instó a los oficiales todavía leales al Ejército de Bachar Al Asad a sumarse a la revolución.

Hiyab explicó asimismo que desertó para ser “un soldado fiel a su país entre las filas de los revolucionarios” y no para buscar un futuro cargo.

En cuanto al frente bélico, los opositores Comités de Coordinación Local denunciaron la muerte de al menos 70 personas ayer en todo el país, entre ellos 10 menores y tres mujeres.

Por cuarto día consecutivo, la localidad meridional de Tafas, en la provincia de Deraa, fue escenario de duros bombardeos y de enfrentamientos entre ambos bandos.

Las tropas gubernamentales intentan irrumpir desde el pasado sábado en la citada población como parte de su campaña para retomar Deraa, donde estallaron las primeras protestas contra Al Asad en marzo de 2011.

Un activista de los Comités de Coordinación Local en Tafas, Yazid al Bardan, dijo a Efe por teléfono que un gran número de civiles y de combatiente del ELS resultaron heridos en estos choques en las afueras de la ciudad.

Al Bardan explicó que más de 70 proyectiles de mortero impactaron en la ciudad y que la situación humanitaria se ha agravado debido a la escasez de medicamentos y de material de primeros auxilios para atender a los heridos.

El Gobierno sirio se limitó a explicar, a través de la agencia oficial Sana, que sus fuerzas se enfrentaron con “terroristas” en Tafas y mataron y detuvieron a varios de ellos.

Además de en Deraa, el régimen de Al Asad prosiguió su ofensiva contra Alepo -corazón económico de Siria-, donde se repitieron los enfrentamientos por el control de los barrios en manos de los rebeldes.

Desde Alepo, Abu Feras, miembro del ELS, explicó a Efe vía internet que la electricidad está cortada en la mayoría de los barrios del este y el sur de la ciudad.

La agencia Sana dijo, por su parte, que las autoridades arrestaron a “decenas de terroristas” en esa ciudad y destruyeron siete vehículos equipados con ametralladoras pesadas DShK.